Hacia una "descentralización"

El C9 discutió una Iglesia más internacional, con apoyo de los laicos

El consejo de cardenales que el Papa creó para asistirle en la reforma de la curia trabajó esta semana sobre un plan para hacer que la conducción orgánica de la Iglesia sea "menos clerical y más internacional", con un incremento de jóvenes y mujeres.
Comparte

El Consejo de nueve cardenales que el Papa Francisco creó para asistirle en su pontificado reflexionó esta semana en el Vaticano sobre la reforma de la curia romana, de modo que sea "menos clerical y más internacional", con un incremento de jóvenes y de mujeres.

Así lo confirmó el vocero de la Santa Sede, Greg Burke, que resumió las tres jornadas de trabajo que ha mantenido el C9 en el Vaticano desde el lunes hasta el miércoles.

Entre los asuntos debatidos se menciona la intención de llegar a una curia "como instrumento de evangelización y servicio para el Papa y para las iglesias locales", lo que implica una  "descentralización", dando mayor relevancia a las nunciaturas apostólicas (las representaciones diplomáticas de la Santa Sede, conducidas por un legado pontificio, que es obispo), la selección y experiencia del personal, menos clerical y más internacional, con el aumento de jóvenes y mujeres.

Burke también explicó que estas reuniones han sido "una reflexión sobre textos del Papa relativos a la reforma de la Curia", como el discurso de Francisco a los miembros de la curia romana en Navidad, y en los consistorios de febrero y octubre de 2015, y el mensaje expresado con ocasión del 50º aniversario del Sínodo de Obispos en 2015.

Los cardenales miembros del C9 son Giuseppe Bertello, gobernador del Estado de la Ciudad del Vaticano; Francisco Javier Errázuriz Ossa, arzobispo de Santiago de Chile; Oswald Gracias, arzobispo de Bombay (India); Reinhard Marx, arzobispo de Munich (Alemania); Laurent Monsengwo Pasinya, arzobispo de Kinshasa (República Democrática del Congo); Sean Patrick O'Malley, arzobispo de Boston (Estados Unidos); George Pell, arzobispo emérito de Merlbourne (Australia); Oscar Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa (Honduras), y el secretario de Estado, Pietro Parolin.

En esta ocasión, no estuvieron presentes el cardenal George Pell (en excedencia del cargo concedida por el Papa por el proceso por presunta pederastia que se sigue en Australia) ni Laurent Monsengwo Pasinya. La Santa Sede no dio detalles de las razones de esas ausencias.

Por su parte, el cardenal Sean Patrick O'Malley aprovechó la ocasión para referir las labores de la Comisión Pontificia para
la protección de los menores, que preside.

La próxima reunión del Consejo de Cardenales tendrá lugar del 11 al 13 de diciembre.


Fuente: EFE