El Episcopado argentino expresa cercanía con obispos agredidos

Comparte

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) expresó hoy en una carta su “profunda comunión por el fiel testimonio evangélico ante la agresión padecida” por obispos de Nicaragua en momentos que “llevaban el consuelo y la fortaleza de la fe a sacerdotes y fieles víctimas de la violencia”.

La carta está dirigida al arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, y lleva las firmas del obispo de San Isidro y presidente de la CEA, monseñor Oscar Vicente Ojea, y el obispo de Chascomús y secretario general de la CEA, monseñor Carlos Humberto Malfa.

El cardenal Brenes, el obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio José Baez y el nuncio apostólico, monseñor Waldemar Sommertag, fueron agredidos el lunes 9 de julio cuando acudieron a la ciudad de Diriamba, para apoyar a personas se había refugiado en el templo local a raíz del accionar de paramilitares y seguidores del presidente Daniel Ortega.

“Compartimos las palabras y gestos del Episcopado y nos solidarizamos con el pueblo de Nicaragua”, manifestaron los obispos argentinos.

“Invitamos al pueblo argentino a acompañar el sufrimiento de los nicaragüenses y unidos pedimos a Dios por el don de la paz y la sabiduría del diálogo fraterno”, agregaron.