recibió las credenciales de embajadores

El Papa pidió aislar a los que utilizan la religión para fomentar el odio

"El nombre de Dios se honra salvando vidas", propuso a los diplomáticos de Kazajistán, Mauritania, Nepal, Níger, Sudan, y Trinidad y Tobago. Criticó "el abuso de la religión para justificar la sed de poder".
Comparte

El Papa Francisco advirtió contra el aumento de la propensión a considerar el recurso de la fuerza sin considerar sus consecuencias, al recibir a un grupo de nuevos embajadores ante la Santa Sede.

"El escenario internacional está caracterizado por una notable complejidad y atravesado por densas nubes", dijo Francisco en su discurso al recibir las credenciales de los nuevos embajadores de Kazajistán, Mauritania, Nepal, Níger, Sudan, y Trinidad y Tobago.

Y entonces advirtió del "crecimiento de la propensión a considerar el recurso a la fuerza no como última salida, sino como casi un medio más, disponible para ser usado sin valorar sus consecuencias".

Para lo que pidió a la comunidad internacional una mayor responsabilidad en los comportamientos y acciones para "embocar la paz y disminuir la tensiones" presentes en el actual escenario internacional.

Francisco aludió a que entre los factores que causan este escenario se encuentra "una economía y una finanza que, en vez de servir al ser humano, se organiza para servirse a sí misma y a evitar el control de los poderes públicos".

Otro de los factores que agrava los conflictos, según el pontífice, es "el abuso de la religión para justificar la sed de poder, la instrumentalización del santo nombre de Dios para hacer avanzar con cualquier medio el propio diseño de hegemonía".

Exhortó a que "el hombre y no el dinero vuelva a ser el fin de la economía" y a afrontar las divergencias "con la paciencia valiente del diálogo y de la diplomacia".

Incentivó "iniciativas de encuentro y de paz y no exhibiciones de fuerza con su uso precipitado y desconsiderado" y consideró "indispensable aislar a quienes intenten transformar una pertenencia religiosa en odio contra los demás".

“A quien desfigura así la imagen de Dios hay que oponer un esfuerzo concertado para demostrar que su Nombre se honra salvando vidas, no matándolas, llevando reconciliación y paz, no división y guerra, con la misericordia y la compasión y no con la indiferencia y la brutalidad.

“Si avanzamos con decisión por  este camino- aseguró el Papa - la causa de la paz y de la justicia dará pasos concretos hacia adelante”.


Fuente: EFE