el conflicto por los pueblos originarios

La Iglesia consideró imprescindible prorrogar la ley que frena desalojos

Miembros del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen, junto con los obispos que integran la comisión de Pastoral Aborigen, consideraron “imprescindible” extender la norma de Emergencia Territorial Indígena ya que se "hieren sus identidades y culturas".
Comparte

Miembros del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (Endepa), junto con los obispos que integran la Comisión Episcopal de Pastoral Aborigen (CEPA), consideraron “imprescindible” la prórroga de la ley 26.160 de Emergencia Territorial Indígena.

En un comunicado final, los participantes de la asamblea nacional del organismo advierten que en la actualidad se puede constatar “una vez más el porfiado despojo y expulsión de sus territorios, espacios vitales y sagrados, que dañan y hieren sus identidades, culturas, salud, educación y a la Madre Tierra”.

“Nos lastima el recrudecimiento de la mentalidad colonial que estigmatiza al pueblo mapuche en particular, y en ellos, a todos los pueblos indígenas del país. Con dolor seguimos constatando los altos niveles de ignorancia, discriminación y xenofobia existentes en la sociedad en general, que reflejan una imagen cruda y negativa de los pueblos indígenas, sobre todo expresados en ciertos medios masivos de comunicación”, advirtieron.

Asimismo, aseguraron que "permanece una mentalidad y una cierta mirada de menos respeto acerca de los indígenas", de modo que "descolonizar las mentes, el conocimiento, recuperar la memoria histórica, fortalecer espacios y relaciones interculturales, son condiciones para la afirmación de la plena ciudadanía de estos pueblos”.

Los miembros de Endepa y los obispos de la CEPA consideraron “imprescindible la prórroga de la ley 26.160 y que se realicen los relevamientos, que se otorguen los medios y se reconozcan los títulos de propiedad para lo que haría falta una ley especial de tierras de comunidades indígenas”.

“Resuenan en nuestros corazones las palabras de Aparecida: “Ustedes –los pueblos indígenas- tienen mucho que enseñarnos, que enseñar a la humanidad. Sus pueblos, saben relacionarse armónicamente con la naturaleza, a la que respetan como ‘fuente de alimento, casa común y altar del compartir humano’”, subrayaron.

Los participantes de la asamblea nacional de Endepa concluyeron con el mensaje de esperanza de una comunidad mapuche que expresó: “Frente a todo esto, nosotras y nosotros elegimos seguir encontrándonos para hacer memoria, dialogando, y reconociéndonos como un pueblo que vive y lucha”.


Fuente: AICA