Miércoles 13.12.2017

Se apagó la "luz de los leprosos"

Murió la monja que acabó con la lepra en Pakistán

La monja alemana Ruth Pfau falleció en Karachi, al sur de este país asiático, tras dedicar más de medio siglo al combate de esta enfermedad y a la que se considera responsable de limitar su propagación.
Comparte

La monja alemana Ruth Pfau, considerada responsable del fin de la lepra en Pakistán, murió hoy en Karachi (sur) a los 87 años de edad, tras dedicar más de medio siglo a luchar contra la enfermedad en el país asiático, una labor que le valió el apelativo de "luz de los leprosos".

"Con gran tristeza anunciamos el triste fallecimiento de la doctora Ruth Katherina Martha Pfau", informó en un comunicado la Sociedad de las Hijas del Corazón de María, congregación a la que pertenecía.

La religiosa había sido ingresada hacía dos semanas en un hospital de Karachi tras empeorar su salud y falleció durante una operación.

Pfau es considerada una de los principales responsables del fin de la lepra en el país asiático, tras haber estado al frente del Programa Nacional de Control de la Lepra de Pakistán y el Centro María Adelaida de Lepra (MALC), organismos que cofundó.

En los años 50, Pfau estudió medicina en Alemania y se unió a las Hijas del Corazón de María poco antes de embarcarse a la India, vía Karachi, pero un problema de visa la dejó varada en la capital financiera de Pakistán, donde finalmente se radicó.

En 1963 fundó el MALC con la apertura de una clínica. Cinco años más tarde persuadió al Gobierno paquistaní para poner en marcha un programa contra la lepra en todo el país y después extendió sus cuidados a los enfermos de tuberculosis y ceguera.

Tres décadas más tarde, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a Pakistán libre de lepra, uno de los primeros países de la región en lograrlo.

En reconocimiento por su trabajo, el Gobierno otorgó a Pfau la nacionalidad paquistaní en 1988, en 1979 fue condecorada con la Hilal-i-Imtiaz, el segundo máximo galardón del país asiático y en 1989 recibió la Hilal-i-Pakistan, la principal condecoración civil otorgada en la nación musulmana.


Fuente: EFE