el purpurado llegó a Roma por un aniversario

Sugestiva reunión de Francisco y el cardenal Poli en el Vaticano

El pontífice recibió este viernes al arzobispo de Buenos Aires, candidato a suceder a José María Arancedo al frente del Episcopado. La cita se produjo luego de que el Vaticano desmintió a Poli y Arancedo sobre la inminencia de la visita papal al país.
Comparte

Sergio Rubin

El Papa Francisco recibió este viernes al arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, en una reunión a solas en Santa Marta. El encuentro podría ser considerado de rutina, pero un par de circunstancias le otorga una particular significación: las próximas elecciones en el Episcopado y la meneada visita del pontífice a la Argentina. 

El motivo de la presencia de Poli es la celebración de los cien años de la congregación para las Iglesias Orientales del Vaticano, el dicasterio que nuclea a las comunidades católicas de rito oriental, y que actualmente encabeza otro argentino, el cardenal Leonardo Sandri. En ese marco, participó de una misa y un encuentro general con el papa Francisco.

Poli también concurrió a la audiencia general de los miércoles.

Pero la visita se produce a tres semanas de las elecciones en el Episcopado y Poli es firme candidato a suceder al arzobispo de Santa Fe, monseñor José María Arancedo, quien no puede ser reelecto por estar terminando el segundo período, el máximo que permite el estatuto episcopal. Otro candidato es el obispo de San Isidro y titular de Cáritas, Oscar Ojea.

Además, su paso se concreta luego de que el vocero papal, Greg Burke, aclarara que no está previsto un viaje de Francisco al país el año que viene, luego de que monseñor Arancedo dijera que la visita del Papa a la Argentina “está cerca” y el propio Poli afirmará que “está próxima”. Ocurre que para el Vaticano todavía no existe la suficiente calma política para su concreción.

¿Hablará Francisco con Poli de las elecciones en la Iglesia argentina? ¿Lo promoverá como presidente o se mostrará prescindente? ¿Le expondrá la razón por la cual sigue demorando su venida al país? Se descuenta que, de una u otra manera, las elecciones eclesiásticas y el viaje papal serán abordados por ambos en una reunión a solas, si acaso no sucedió.

El paso de Poli se produce en simultáneo con la difusión de una declaración de los obispos argentinos con motivo de la celebración por parte de la Iglesia de la Primera Jornada Mundial de los Pobres, fijada para el 19 de noviembre, tras ser instituida por Francisco. El texto, con alusiones críticas a la situación social, sorprendió aquí, porque no es habitual que el Episcopado se pronuncie sobre ese aspecto en vísperas de elecciones.

En el texto, de cuatro carillas, los obispos piden “crecer en la capacidad de ser administradores de bienes que liberen el sufrimiento” porque “gran parte de nuestro pueblo es pobre”. Además, demandan “un esfuerzo especial de honestidad frente a la corrupción tan extendida”.

“Hoy gran parte de nuestro pueblo es pobre: lo es en el interior como también en el cinturón de nuestras ciudades. Esta condición indigna se hace visible en la marginación económica, política y social y también en la falta de un anuncio de fe que ilumine esas situaciones de carencia, de debilidad y de sufrimiento”, dicen.

El centenar de obispos del país tiene previsto reunirse entre el 5 y el 11 de noviembre en la casa de retiros El Cenáculo, en Pilar, ocasión en la que votarán a sus nuevas autoridades. 


Fuente: Clarín