lo agredieron el miércoles por la noche

Un cura de la Villa 21-24 denuncia a prefectos por intimidación

Es Lorenzo “Toto” De Vedia, párroco de Virgen de los Milagros de Caacupé en Barracas. Declaró que tres agentes de Prefectura Naval se le acercaron con actitud amenazante y los vecinos tuvieron que salir a defenderlo.
Comparte

El presbítero Lorenzo “Toto” De Vedia, párroco de Virgen de los Milagros de Caacupé de la Villa 21-24 del barrio porteño de Barracas, denunció haber sido víctima de amenazas por parte de agentes de la Prefectura Naval Argentina, confirmó la página web www.fiscales.gob.ar.

El sacerdote realizó la declaración ante la Dirección General de Acceso a la Justicia del Ministerio Público Fiscal, donde manifestó que el hecho tuvo lugar la noche del miércoles, cuando un vecino del barrio -voluntario de la parroquia- se acercó hasta el templo para solicitar la intervención del padre De Vedia, a quien le informó que le habían robado su mochila a pocas cuadras del lugar.

Con el objetivo de interceder para que el vecino pudiera recuperar sus pertenencias, el sacerdote se dirigió en bicicleta hasta el lugar donde se había producido el robo y, al no encontrar a nadie, regresó a la parroquia.

Al momento de ingresar a la parroquia divisó a tres agentes de Prefectura que recorrían la zona, a unos 15 o 20 metros y, tras alcanzarlos, les preguntó a quién correspondía el patrullaje de esa cuadra.

Según describió el padre De Vedia, obtuvo como toda respuesta una “burla”, tras lo cual se suscitó una discusión.

“En ese momento, uno de los tres prefectos (...) se acercó corriendo, con actitud amenazante, como para agredirme, poniendo su rostro a pocos centímetros del mío”, detalló, e indicó que el hecho no llegó a mayores por la intervención de vecinos que lo reconocieron en medio de la discusión.

Asimismo, precisó que instantes después, al dirigirse junto a un grupo de vecinos al lugar donde estaban los agentes para que éstos se identifiquen, pudo advertir que estaba siendo filmado por el mismo prefecto que lo había intentado agredir.

Ante esta situación, la Dirección de Acceso a la Justicia solicitó una serie de medidas ante las autoridades correspondientes con el objetivo de esclarecer el hecho y sancionar a sus presuntos responsables.


Fuente: AICA