Miércoles 24.04.2019

Pesaj. El valor de las mujeres en la festividad judía

Por: Mario E. Cohen

Comparte

El Pésaj (pascua judía) recuerda la liberación de la esclavitud del pueblo hebreo hace más de tres milenios. Es la festividad religiosa más antigua del mundo occidental.

Se festeja durante ocho días en la diáspora (siete en Israel). Comienza este año el viernes 19 de abril al anochecer y finaliza el sábado 27. Los dos primeros y los dos últimos son festivos y no laborables para los que profesan la religión judaica.

El Pésaj nos muestra con enorme fuerza la síntesis de la libertad, el amor familiar, la primavera y la reunión de la familia junto a la mesa hogareña generalmente elaborada por las mujeres de la casa.

Mujeres valerosas

En la historia de la salida de Egipto  se relata la valentía de muchas mujeres. La Biblia nos cuenta que el Faraón quería aniquilar al pueblo hebreo. Había ordenado a dos parteras  (Shifra y Puá) que no dejaran nacer ningún varón (Éxodo I-15). Ellas desobedecieron el mandato argumentando que las mujeres hebreas son más robustas que las egipcias y habían dado a luz antes que llegaran las parteras (Éxodo I-19).

En otro pasaje, cuando el Faraón ordena la muerte de los niños varones, tres mujeres salvan al bebé que luego se llamaría Moisés.  La madre Iojevet lo pone en una canasta en el río. El bebé es observado por su hermana Miriam, y por una princesa egipcia que lo encuentra y lo salva.

En otro momento, una vez que se salvaron los hebreos, es Miriam junto a todas las mujeres, las que entonan con pandero la alabanza a Dios  (Éxodo 15-20).  Los comentaristas judíos se preguntan cómo, si salieron los hebreos de prisa, las mujeres se ocuparon de llevar panderos. Se contestan de que ellas no dudaron de que vendría la liberación.

En la actualidad es una de las celebraciones más coloridas y en el que el hogar judío es el protagonista central. La ceremonia central es hogareña y consiste en dos cenas festivas familiares que tienen un orden establecido o Séder.  Es la mujer de la casa la que da inicio a la ceremonia con el encendido de las velas.  En esta oportunidad se lee la Hagadá, relato de la liberación de Egipto. La celebración está llena de profundos simbolismos.

La Hagadá  comienza con estas palabras: “Este es el pan  (sin levadura) de pobreza y aflicción que nuestros antepasados comieron en la tierra de Egipto. Los que padecen hambre, entren y coman. Vengan los necesitados a celebrar el Pésaj...”.  La hospitalidad es una cualidad habitual de las mujeres.

En síntesis, las mujeres tuvieron y tienen un papel protagónico en esta festividad.

(*)Presidente del  Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí, CIDICSEF

Mensaje de Pascua de la Conferencia Episcopal Argentina

ENCUESTA DEL MES

¿Qué deben hacer los obispos ante los ataques del feminismo extremo?

Ver los resultados

SU FE EN IMÁGENES

Envíenos una foto de un hecho religioso que protagonizó a lectores@valoresreligiosos.com.ar

NOVEDADES

Enigmas de la Biblia 18 - Ariel Alvarez Valdes - Edit. San Pablo

Enigmas de la Biblia 18 - Ariel Alvarez Valdes - Edit. San Pablo

Intenta dar a conocer la interpretación de los nuevos estudios bíblicos, tal como lo proponen los exegetas y teólogos actuales.

Abuso sexual infantil - Inés Frank, Paula Nesa, P. Folonier - Editorial Bonum

Abuso sexual infantil - Inés Frank, Paula Nesa, P. Folonier - Editorial Bonum

Herramientas para que los adultos puedan responder ante este delito

El pensamiento social y político de Bergoglio y Papa Francisco - Marco Gallo - Edit. Eucasa

El pensamiento social y político de Bergoglio y Papa Francisco - Marco Gallo - Edit. Eucasa

Una selección de textos, discursos y homilías de Jorge Bergoglio

El diálogo como actitud pedagógica -Eduardo Molino- Editorial Paulinas

El diálogo como actitud pedagógica -Eduardo Molino- Editorial Paulinas

Una reflexión filosófica sobre la educación y el rol de los educadores