Martes 18.06.2024

28 de noviembre hacia el congreso nacional

Aborto: Los evangélicos adhirieron a las marchas del próximo sábado

A través de ACIERA, confirmaron que apoyarán la manifestación en varias ciudades contra el proyecto. Consideran el debate en plena pandemia "inoportuno e imprudente con la salud de los argentinos". Alegan que la mayoría celeste debe ser escuchada.
Comparte

La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) confirmó que adhiere a la marcha hacia el Congreso Nacional convocada para este sábado 28 de noviembre contra el envío del proyecto de legalización del aborto que hizo el gobierno nacional a la vez que calificó de “inoportuno” el debate en medio de la crisis sanitaria.

“La mayoría celeste ya dijo que NO y volverá a decir que NO. En cada plaza, parque, barrio y sin pausa”, expresaron desde el Consejo Directivo Nacional de ACIERA, que agrupa a la mayoría de las iglesias evangélicas del país.

“Este sábado 28 de noviembre a las 15 se ha convocado espontáneamente a una marcha por la vida en el Congreso de la Nación y en todas las plazas del país para una vez más expresar nuestra defensa de los derechos del niño por nacer, por la no interrupción del ciclo de la vida y para decir con emoción que somos una mayoría celeste que pide ser escuchada”, dijo ACIERA en un comunicado.

Los cristianos evangélicos se sumaron así a la manifestación provida a la cual llamó también a participar la Iglesia católica esta semana y que se descuenta que convocará a miles en todo el país, que lo harán respetando medidas sanitarias.

En el texto, los pastores evangélicos advirtieron que “conociendo la complicada situación epidemiológica creemos realmente inoportuno el tratamiento de esta ley. Estamos en medio de una crisis sanitaria en la cual cualquier encuentro masivo es riesgoso”.

“La sociedad pide unión y cohesión para este tiempo difícil. Tenemos que estar a la altura de este momento histórico que nos toca transitar, lo más unidos posible. Decimos una vez más que debatir este proyecto de ley, en este contexto, es no solamente inoportuno sino imprudente con la salud de los argentinos”, agregaron.

Los líderes evangélicos responsabilizaron al Ejecutivo nacional por las marchas que se derivarán de su intención de legalizar el aborto: “El gobierno comprende que seguramente existan expresiones de rechazo masivas en las diferentes ciudades. Sin embargo, parece no querer advertirlo. El Presidente en persona explicó en más de 100 ocasiones que priorizaba cuidar la salud y la vida por sobre las diferencias ideológicas. En este caso no lo hace por partida doble: en primer lugar, porque expone la salud de los ciudadanos sabiendo que saldrán en defensa de la vida. Y en segundo lugar, porque este proyecto de ley se trata de la capacidad del Estado para matar, porque interrumpe el ciclo de la vida”.

Además, plantearon que los sectores provida ya se expresaron en 2018. “La mayoría celeste debe ser escuchada porque es una de las reglas básicas de la democracia que se construye con el respeto a las mayorías”, argumentaron.

En ese sentido, reportaron que "estudios más actuales y sondeos explicitan con claridad" que "más del 50% de los ciudadanos considera que no es el momento adecuado para su tratamiento".

“Como pastores debemos acompañar a esta mayoría. Otra vez”, declararon.

Los evangélicos aclararon que “apoyan el movimiento de mujeres que fervientemente combaten por sus derechos legítimos”, pero que “de ningún modo es parte de esa lucha la legalización del aborto”.

Sostuvieron que en sus iglesias tienen un 50% de pastoras y un 70% de concurrentes mujeres, y que “la gran mayoría defiende la vida”.

“No se puede permitir que ninguna mujer muera, esto es fundamental, pero el Estado no puede legalizar la muerte, no es un derecho, no es legítimo. El derecho a la vida debe estar por encima de todo”, reclamaron.

“Es tiempo de unir y proteger la vida de todos los argentinos”, completaron.


Fuente: VR