DEL EDITOR

Ataques alarmantes

Por: Sergio Rubin

Comparte

Los ataques a templos cristianos se están convirtiendo en una alarmante costumbre en el país. En los últimos 45 días sumaron un total de cinco. La saga vandálica comenzó por la iglesia porteña de San Ignacio, siguió por un templo metodista de Rosario (la “Iglesia Norte”) y la cripta de la catedral de Mar del Plata. Durante el fin de semana se sumaron los ataques a la iglesia de San Antonio de Padua, en Capilla del Señor, Córdoba, y al emblemático templo metodista de la avenida Corrientes, cercano al Obelisco. No es la primera vez que ocurre: en 2011 fueron atacados un monumento a la Biblia en Paraná y una ermita en Salta, y fue destruida una imagen de la Virgen de Guadalupe en Santa Fe. Es tiempo de que la sociedad se interrogue seriamente porqué ocurren estos hechos y, junto con el Estado, avance en la prevención.