JUDAISMO

Atreverse al diálogo

La rabina Silvina Chemen y el doctor Francisco Cansani presentaron un nuevo libro que busca superar los prejuicios basados en el desconocimiento.
Comparte

El diálogo interreligioso tiene en estas latitudes interlocutores muy interesantes. Ejemplo de ello son la
rabina Silvina Chemen y el doctor Francisco Cansani. Ambos, con trayectorias teóricas y prácticas en sus tradiciones, la judía y la cristiana respectivamente, comprenden que el motivo fundamental de este ejercicio es trazar un camino para la paz. El fruto de ese correlato se plasma en la edición de un nuevo libro titulado“ Un  diálogo para la vida”, que bajo el sello de la Editorial Ciudad Nueva sale a la luz en estos días, para todo el  público que encuentra en el contrapunto de estos dos religiosos una práctica necesaria.
Atreverse al encuentro y  a los desafíos de sintonizar las condiciones del decir en el diálogo, implica la superación de prejuicios que fundamentalmente se basan en el desconocimiento y en el temor al otro.
“Hemos sido creados por Dios y el primer acto que realizamos, como humanos, es el de nombrar lo que tenemos delante. Cada nombre creó una realidad. Cada concepto definió y define un universo”, afirman los autores, asumiendo que provienen de historias diferentes, pero aventurándose a desafíos comunes. En el terreno del diálogo interreligioso, la palabra “neutral” no existe, ya que todo mensaje tiene una intencionalidad y una dirección a la que apuntamos. Es difícil imaginar el campo del diálogo interreligioso con asepsia quirúrgica, como un teorema matemático o una prueba de laboratorio. Porque cuando hablamos o nos hablan siempre están en juego nuestras historias, nuestras creencias y nuestras heridas del pasado. 
Este libro que, esencialmentees un relato de búsquedas, y no de fórmulas infalibles, aporta las herramientas necesarias para que la cotidianeidad del encuentro supere a los compromisos institucionales, lo que hace que la calle de las certezas trascienda la conquista de las verdades.
Sin diluir las diferencias y atreviéndose a las preguntas difícile,s expresan con su propia identidad y a la vez en una fraterna sintonía el sentido del compromiso que apuesta a la construcción de un mundo mejor.