MUSULMANES

Bioética: Cómo interpretar el derecho islámico ante los debates

Por: Firas Elsayer (Centro Islamico de la Rep Arg)

Las normas indican que debe anteponerse el derecho del vivo al del muerto e incluso al del potencialmente vivo.
Comparte

Para aclarar la mirada islámica sobre temas de Bioética, mencionaremos primero que la base del Islam es el monoteísmo absoluto: Dios uno, único e indivisible; es el «Absoluto, Creador y Señor». La fe islámica es «genuina y original», no es una reforma de una doctrina religiosa preexistente ni una filosofía importada de otras civilizaciones adaptada a los requerimientos del lugar y del momento histórico, sino por el contrario una ruptura con los moldes reinantes hasta la llegada de Muhammad donde se establece finalmente el Islam.
Uno de los fundamentos de la fe islámica es creer firmemente en la Resurrección universal (cuerpo y alma) y en que el designio de Dios, en lo que a la muerte se refiere, es un hecho real en el lugar y el momento previa- mente designados.

El ser humano está dotado de una inteligencia que le capacita para concebir la realidad y de una voluntad que le otorga la libertad de escoger el camino que desee. No obstante, esta libertad determina la responsabilidad y la imputabilidad de la propia persona y de las autoridades competentes (responsabilidad compartida). O sea, el conocimiento y la libertad hacen del hombre un ser responsable de sus actos en la medida en que se realizan voluntariamente.

El hombre al ser responsable sola- mente de sus actos puede cometer errores. Sin embargo, tiene el camino abierto para corregir voluntaria- mente su conducta y reparar los daños causados a sí mismo o a un tercero. Pero, en caso de que no lo haga voluntariamente, no se le deberá permitir eludir la justicia institucionalizada y, si lograra eludirla, no podrá eludir la Justicia Final. La Salvación está íntimamente vinculada, única y exclusivamente, a la obra personal de cada uno, siendo la justicia el valor supremo de la doctrina islámica.
El Derecho islámico, antepone el interés y el derecho del vivo al del muerto e incluso al del potencialmente vivo, como es el caso del embrión o feto. De esta base jurídica derivan las normas legales sobre la deontología y la bioética médica.

Lo más importante en la jurisprudencia islámica es conocer a fondo el fin que el científico pretende conseguir a través de sus investigaciones. De las interpretaciones jurisprudenciales se debe considerar:

1. El derecho y el interés del ser viviente prevalecen sobre el derecho del potencialmente vivo (nascitura, «que está por nacer») y sobre el del difunto. (El gran Muftí de Egipto. Ali Yumá. Fatawa Asrya. Ed. Dār al Salām. El Cairo, 2007.]

2. La licitud de los actos constituye la base y el punto de partida de la legislativa, mientras que las disposiciones prohibitorias son excepciones que deben ser documentadas y bien definidas. [Enciclopedia de la Jurisprudencia islámica. TI ; TII ]

3. En ausencia de una legislación, la licencia es implícita. [«Al malkia fi al shari’a al islamiya». Al Abbadi.]

4. Lo verdaderamente imprescindible se da por lícito.

5. La necesidad apremiante (fuerza mayor) despenaliza los actos ve- dados. [«Al dharurat tubih al mahzurat». «Al sihah» AI yohari TII]

6. La fuerza mayor implica disposiciones legales excepcionales. [Introducción a la jurisprudencia. Al Zarqa TII]


7. Si hay que consentir forzosamente uno de dos perjuicios, se escoge el menos dañino. [«Ikhtiar ahwan al sharrén». Al maymuá al zahabya: Al asqalani y Principios de la jurisprudencia. Al Nadawi]

8. Evitar un daño se antepone a salvar un bien. [«Dar’u al mafased muqadam ala yalb al masaleh». Ibn al Qayyim. lIam al Muaquíín TIII]

9. No es reprobable consentir un daño menor para evitar otro mayor. [«Al dharar al ashad yuzal bi al akhaf». Al Nawawi. Sharh muslim, TIII, Los principales principios de la jurisprudencia. Saleh al Sadlán]

10. Los casos insólitos o excepcionales no son jurídicamente estimables (no son legislativamente edificables). [«Al nader lá yubna alayh». Al Qaradawi.]

11. La certeza no es refutable por la incertidumbre. [«Al yaqin la yazul bel shak». Al yaqin la yazul bel shak. Dar al ma’aref. Líbano. TII; Ali Yumá. Fatawa Asrya, Edit. El Cairo, 2007.]

12. Los especialistas representan la referencia primordial para los legisla- dores islámicos. [«Fa Isalá ahla al dikiri in kuntúm la tálamun». Corán 16.43.]

Del conjunto de estos principios se puede llegar a un criterio que engloba las disposiciones islámicas en lo referente a la bioética.