Lanzan campaña en las redes

Católicos apoyan candidatura de una mujer como arzobispo de Lyon

Teólogos y laicos suman firmas para que la biblista francesa Anne Soupe pueda acceder a esa sede episcopal vacante. Aunque van contra las normas vigentes, justifican la petición en el hecho de que la mitad de los católicos del mundo son mujeres.
Comparte

Un grupo de teólogos y de fieles católicos lanzaron una campaña en las redes sociales en apoyo a la candidatura autopropuesta de la biblista francesa Anne Soupe como “arzobispa” de Lyon.

El movimiento, que va en contra de las normas canónicas vigentes, comenzó en Francia y Europa y fue ganando adeptos en otros lugares del mundo.

La web de apoyo a la candidatura de Soupa para esa sede episcopal vacante llega juntada casi 5.500 firmas, según reporta RD.

En el sitio de internet se incluye la petición enviada por la teóloga al nuncio en Francia, Luigi Ventura, y un formulario para firmar, que los movilizadores de la campaña tienen previsto enviar al Papa Francisco.

El grupo de católicos justifica su respaldo a Soupa con una frase: "Más de la mitad de los católicos del mundo son mujeres, apoyamos su enfoque", escriben.

"En una iglesia de Francia o de otro lugar, hace mucho tiempo o menos, fuimos bautizados. Años más tarde, cada uno de nosotros tiene una relación diferente con la Iglesia: practicante o no, involucrado en una parroquia o no, con una fe viva o en desacuerdo con ella. De los más de mil millones de bautizados que componen la Iglesia Católica en el mundo, la mitad son mujeres”, sostienen.

“Hoy apoyamos, criticamos o somos indiferentes ante la acción de la Iglesia, pero somos sensibles a la candidatura de Anne Soupa como arzobispo de Lyon. Su compromiso de muchos años y su trabajo son bien conocidos y apreciamos sus palabras sobre el lugar y el papel de la mujer, sus agallas y su franqueza. Apoyamos su enfoque", agregan.

¿Puede una mujer ser obispo? "¿Y por qué no?", se contestó la teóloga antes de presentar formalmente su candidatura a suceder al cardenal Philippe Barbarin, a quien el Papa le aceptó la renuncia tras afrontar un juicio y ser sobreseído, por supuesta complicidad en casos de abusos perpetrado por un sacerdote.

Fuente: RD y agencias