carta de más de 200 personas

Católicos repudian las ofensas a la Virgen en el Teatro Colón y Recoleta

El escritor Jesús María Silveyra y otros firmantes expresan su malestar por las muestras en el teatro porteño y en el centro cultural que incurren en "afrentas" contra a la Virgen María. Reclaman que no se siga financiando con recursos estatales.
Comparte

Más de 200 católicos expresaron su malestar por las recientes ofensas a la Virgen María en dos actividades culturales de la ciudad de Buenos Aires, y solicitaron a las autoridades que ese tipo de actos no siga financiándose con recursos estatales.

En una carta titulada “Junto a ti María”, el escritor Jesús María Silveyra y más de 200 firmantes, recuerdan que “la Constitución dice que el Gobierno federal sostiene el culto católico, apostólico, romano” y que “lo que los padres de la patria y nuestros primeros constituyentes quisieron sostener, mantener y defender fue nuestra raíz católica fundante”.

Sin referirse al deterioro que producen esas expresiones en la libertad religiosa –sobre lo que ya ha advertido la Iglesia- los creyentes quieren “repudiar la muestra realizada en el Centro Cultural Recoleta y la obra interpretada en el teatro Colón con afrentas a la Virgen María y a quienes las han permitido”, como también “solicitar a la Conferencia Episcopal Argentina que siga levantando la voz contra estos sucesos; para que sigan condenando la ‘blasfemia’ como arte, más allá de que un grupo de personas lo consideren como un acto de censura; para que sigan reclamándole al Estado que no utilice los recursos de todos los ciudadanos para incumplir el mandato constitucional a fin de satisfacer los caprichos maliciosos de quienes se expresan en forma injuriosa contra Dios o contra la Virgen”.

Carta Junto a ti María

Los abajo firmantes somos creyentes, cristianos y católicos. Orgullosos de decirlo públicamente. Dios nos guía, nos alimenta, nos sana y nos salva. Creemos que María, madre de Jesús, es la madre del Dios que profesamos y a quien rendimos culto. Ese mismo Dios, fuente de toda razón y justicia a quien invocamos y pedimos protección en el Preámbulo de la Constitución Nacional Argentina. Y como católicos, queremos manifestar que la misma Constitución, en su artículo 2º., es decir, ni bien comienza el texto, dice que el Gobierno federal sostiene el culto católico, apostólico, romano. Y lo dice no sólo por el antiguo sostenimiento económico que ya no existe, sino por lo profundo del significado de “sostener” según la Real Academia de nuestra lengua castellana. Es decir: “sustentar, mantener firme algo” o, alternativamente, “sustentar o defender una proposición”. Y lo que los padres de la patria y nuestros primeros constituyentes quisieron sostener, mantener y defender fue nuestra raíz católica fundante, mal que les pese a quienes se juntan para escribir una diatriba contra el Comunicado de la Conferencia Episcopal Argentina en defensa de la devoción y el respeto a la Virgen María. Devoción que también es fundante de nuestra historia patria. El manto de María está en los colores de nuestra bandera creada por el general Belgrano; su nombre está impreso en el nombre de la ciudad de “Santa María de los Buenos Aires” donde se han perpetrado las afrentas; y el amor del pueblo argentino hacia María está grabado en los corazones de millones de peregrinos que año tras año van a los santuarios de Luján, Itatí, Salta, San Nicolás y Catamarca (por nombrar algunos).

Por eso, sin entrar en consideraciones legales ligadas a los derechos de libertad religiosa consagrados en el articulado de nuestra Constitución Nacional, ni en la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, ni el Código Civil de la Nación, ni en la Convención Americana de Derechos Humanos; queremos no sólo repudiar la muestra realizada en el Centro Cultural Recoleta y la obra interpretada en el teatro Colón con afrentas a la Virgen María y a quienes las han permitido, sino solicitar a la Conferencia Episcopal Argentina que siga levantando la voz contra estos sucesos; para que sigan condenando la “blasfemia” como arte, más allá de que un grupo de personas lo consideren como un acto de censura; para que sigan reclamándole al Estado que no utilice los recursos de todos los ciudadanos para incumplir el mandato constitucional a fin de satisfacer los caprichos maliciosos de quienes se expresan en forma injuriosa contra Dios o contra la Virgen.


Jesús María Silveyra (DNI 11.045.065)-Julieta Pérez Colman-Magdalena Silveyra-María Begron-Francisco Ruiz Luque-María R. Cornejo-Ignacio Cornejo-Alejandro M. Caviglia-Angélica Ezcurra-Carolina Brown-María González Torquinst-Jaime L. Mc Lean-Martín Laplacette-Malen García-Eduardo G.Pérez-Pedro Vigneau-Marcelo Serantes-Juan M.de Hoz-Marion Gibson-Mercedes Cárdenas-Gertrudis Bunge-Lucía Ramirez-Ignacio Silveyra-Ignacio R. Driollet- Margarita Silveyra-Juan J. Palmeiro-Marcela Quintana-Adriana Ballvé-Constanza Piñeiro Sorondo-Ana de la Torre-Raúl Aguirre Saravia-Margarita Lecuon-Hernán Maurette- Teresa S. Juncosa-Analía Guerra-Pedro Nazar-Juan F. Larralde-Susana Obligado-Silvina Asad-Verónica Van Houte-Sofía Curutchet-Ignacio de la Torre-Martín Fraguío-Alberto E. del Solar Dorrego-Santiago Harriague-Fernando Gudiño-Delfina Silveyra-Marcela Etchepare-Irene Opeka-María V. Fernández Moritán-Silvia Hernández-Teresa Gómez Andrade-Mercedes Zervino-María E.Braconi-Merces Quintana-Horacio Bullrich-Juan Gottlieb-Graciela Terracini-Carlos Castrillo-Marcela Despontín-Fátima M. Bourdieu-Liliana Duré Ortiz-Lucía Silveyra-Juan C. Batista-Patricia Canullo-Patricia Arbizu-Ignacio F. Guillón-María Elina del Frade-María C. Acevedo-Alberto Milhas-Herminia Kraft-María R. Reynal-José Larralde-Florencia Güiraldes-Martha Vocal-María I. Fernández Moritán-Juan M.Alfaro-Victoria Pastorini-Elena M. de Elía-Tomás Rosner-Federico Sarmiento-Juan Anchorena-Stella Vivares-Francisco del Campo-Victoria Assef-Matías Coll-María R. Greco-Silvina Carbó-M.Teresa Amadeo-Teresa Soto-Cristina Charneca-Paz Fernández Moritán-María A.Mendizábal-Dolores Harriague-Juan Perharic- Marcelo A.Obarrio-Lucía Opeka-Adrián Fernández Casares- Magdalena de Elía-Mercedes Moreno-Inés Susini-Ignacio Larralde-María v. Fernández-Guillermo M.Otamendi-Francisco Feliú-Alejandra Planker-María L.Cáceres-Pablo A. Muller-Ursula Marlot-Alejandro Lechtman-Inés M.Aguerre-Patricio Carroll-Denise Weishaus-Aristóbulo Machado-Alejandro Suárez del Cerro-Fernando González- María Moreno-Mariiano L.Iribarren-Juan C.Colombres-María I.Salcedo-Marcelo Pacheco-Telu Orfila-Milena Motyka-Javier Vigo-Carlos Díaz Bruno-Jorge Pirán-Martín A.Vivot-María Nougues-Ariel Olivari-Ernesto Fernández Taboada-Dolores Gaviña-Noemí L.Colombo-Marcela Motyka-Mónica Braun-Mariano Sáenz Briones-Emilio Miguens-Julio Suppicich-Julio Vaccarezza- María Marini-Mariana Nores-Gustavo Fernández Casares-Carlos Bianchetti-Carlos Duelo-Marcela Trigueros-Gerardo Terán Canal-Juan Areco-Magdalena A.Jordán-Mercedes Cutipa-Pablo Casaubón-Hipólito Jalil Pizarro-Graciela Crosbie-Marcela Obligado-Marcela Cornejo-Julio C.Capparelli-Alicia Feeney-María A.Ponce-María E.Yanelli-Ester M. Soaje Pinto-Ana M.Escobar-Jorge E.Trossero-Estela M.Hernández-Marta C.Sara-Juan F.Murray-Ignacio Mc Lean-Zulema Fernández Rama-José M.Soaje Pinto-Andrés D.Rotstein-Ignacio Cosentino-María E. Díaz Weiss-Teresa Sojo-Nilda Valese-Leonor Suaya-Soledad E. González-Matilde Tapia-Cristián de Andrade Correa-María I.González del Solar-Jorge N.Laferriere-Monca Uria-Paulina Romero-Marta Lance-María E.Molnarme-Daniel O.Vivone-María J.Suárez-Ana I.León-Margarita Barbero-Monona Poiré-Mirta Mena-Luis P.Galomberti-Juan Miguel Bestani-María C.Fadini-Silvia Desimone-Viviana Verzella-Lisandro Aguado Benítez-María Caro-Adriana Petrucci-Pablo M.Baeck-María s. Eito-Claudia Cousillas.

Estas son las primeras 200 personas que firmaron la carta por orden de llegada a su envío y siguen las firmas.


Fuente: VR