Martes 23.07.2024

NUEVAS MODALIDADES

Confesarse desde el auto y por skype

Comparte

El aislamiento por el coronavirus también está impidiendo la impartición de los sacramentos en el mundo cristiano. La Iglesia católica autoriza seguir la misa por televisión, streaming o las redes sociales. Pero obviamente no es posible comulgar, ni el requisito previo: confesarse. Al menos no es posible en el templo porque una iglesia en Varsovia ofrece administrar el sacramento de la reconciliación en el estacionamiento de la parroquia, sin que el feligrés se mueva de su auto y a cierta distancia del sacerdote, ambos protegidos por un barbijo.

La idea surgió frente a la mayor demanda de penitentes con motivo de la Semana Santa en un país como Polonia de una gran tradición católica, la tierra de Juan Pablo II. De hecho, se formaron largas colas luego de que se colocara un cartel que dice: “Confesiones en el estacionamiento”. De todas maneras, ante las dudas que surgieron, se explicó que “esto no afecta la validez del sacramento porque no depende del lugar donde se lo administra”.

Sin embargo, la Iglesia Ortodoxa Rusa marcha a la cabeza de la innovación en materia de confesiones. El patriarcado de Moscú las autorizó por teléfono o por skype, aunque “en situaciones excepcionales” y previamente acordada con el sacerdote. Pero eso no es posible en la Iglesia católica.

“No existen los sacramentos en internet e incluso las experiencias religiosas posibles ahí, por la gracia de Dios, son insuficientes si están separadas de la interacción en el mundo real con otras personas de fe”, dijo en 2002 el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales.

¿Habrá que actualizarlo?