Miércoles 29.06.2022

Un grupo que simpatiza con el kirchnerismo

Cristina Kirchner, con los llamados Curas en Opción por los Pobres

La ex presidenta se reunió con una docena de ellos en una parroquia de la Isla Maciel, en Avellaneda. Fue a pedido de los sacerdotes, que querían conocer el Frente Ciudadano que ella acaba de lanzar. Duras críticas al Gobierno en su último documento.
Comparte

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner se reunió este martes en la Isla Maciel, en la localidad de Avellaneda, en el gran Buenos Aires, con sacerdotes del llamado Movimiento de Curas en Opción por los Pobres, quienes le entregaron un documento crítico sobre la situación de la pobreza en la Argentina.

La reunión, que fue solicitada por este grupo de sacerdotes católicos, simpatizantes del kirchnerismo, se extendió durante más de una hora y media en la parroquia Nuestra Señora de Fátima, ubicada en la localidad de Dock Sud.

En la puerta de la iglesia, se congregaron unos 500 vecinos y militantes kirchneristas que vivaron a la ex mandataria, quien evitó dar declaraciones a los medios de prensa que se apostaron en el lugar.

Al finalizar el encuentro, el coordinador de los religiosos, Eduardo De la Serna explicó la razón de la convocatoria, al señalar que "cuando Cristina propuso el Frente Ciudadano nos pareció que es algo interesante para tener en cuenta y entonces pedimos verla para que nos contara y ver qué podíamos hacer nosotros ahora en esta noche oscura del neoliberalismo".

En este sentido, el sacerdote comentó que el Movimiento de Curas en Opción por los Pobres elabora un documento sobre la pobreza cada 15 días desde hace dos meses denominado 'Una carta al pueblo de Dios'".

"Le entregamos a Cristina las cuatro cartas que sacamos hasta ahora y le dimos el borrador de la quinta que saldrá el próximo viernes", adelantó.

En la última carta, dicen que durante el nuevo gobierno “la pobreza y la indigencia han crecido significativamente, a causa de las políticas recesivas e inflacionarias que destruyeron la producción y el empleo para beneficiar a los grandes capitales”.

Agregan que “continúan los despidos en todas las dependencias del Estado y en numerosas empresas privadas (además de las pérdidas de trabajo por cierre de la actividad). Resultan muy graves los aumentos en agua, gas y transporte que se suman al ya aplicado aumento de la energía eléctrica”.

“La inflación proyectada por consultoras privadas (ya que el INDEC duerme la siesta) para este año ya se acerca al 40% interanual”, afirman. Y concluyen que “la sensibilidad social del gobierno, más allá de algunas declamaciones aisladas es ciertamente nula.

Para De la Serna, "este gobierno no ha hecho nada a favor de los pobres, porque las medidas anunciadas el sábado pasado son sólo limosnas y las limosnas no está en favor de los pobres".

Finalmente, consideró que "m0ás allá de cuáles son los modelos económicos sociales alternativos, el neoliberalismo no es una solución para el pueblo".

Fuente: Télam y VR