primer contagio ocurrido en el país

EE.UU: Enfermera con ébola "confía en Dios" y pide que recen por ella

Nina Pham, de 25 años, contrajo la enfermedad pese a usar la protección necesaria al cuidar a un paciente que falleció la semana pasada por el virus. Es católica y pidió oraciones; dijo que está bien y se comunica con su familia por Skype.
Comparte

La enfermera católica Nina Pham, contagiada de ébola por un paciente que falleció la semana pasada en Estados Unidos, dijo que pese a todo “confía en Dios” y pide que recen por ella.
Según informa Associated Press, así lo indicó el sacerdote Jim Khoi de la iglesia Nuestra Señora de Fátima en Texas a la que asisten Pham y su familia junto a una pequeña comunidad de católicos de origen vietnamita.
El presbítero informó además que la joven ha recibido una transfusión de sangre de un sobreviviente del ébola para seguir luchando contra la enfermedad; e indicó que la enfermera, de 26 años de edad, está de buen ánimo y usa Skype para comunicarse con su familia.
Cuando Nina supo que estaba infectada con el virus le dijo a su madre “no mami, no te preocupes por mí”.
El caso de esta joven enfermera ha hecho que la comunidad parroquial a la que pertenece ofrezca oraciones por su salud. El lunes, por ejemplo, unas 30 personas se reunieron para rezar por ella y ofrecer la Misa por su recuperación.
Pese a usar todo el equipo de seguridad que incluía guantes, máscara y otros protectores mientras cuidaba de Thomas Eric Duncan, el estadounidense que murió de ébola el miércoles pasado proveniente de Liberia, Nina Pham se contagió de la enfermedad.
El martes, Pham dijo a través de un comunicado del Texas Presbyterian Hospital Dallas, en donde trabaja y ahora recibe atención, “que está bien” y que agradece a todos sus buenos deseos y sus oraciones.
El director del hospital dijo sobre el caso de esta joven católica que el personal “está trabajando incansablemente para ayudarla en esta lucha. Los médicos y las enfermeras involucrados en su tratamiento están esperanzados”.
Pham se graduó de la carrera de enfermería de la Universidad Cristiana de Texas (TCU) en 2010, y es la primera persona que contrae el ébola en Estados Unidos.