OPINION - AUTOR: Pbro. Juan Torrela

EL ESPEJO DE LOS ADULTOS

Comparte

“¡Somos un desastre!” Fue la respuesta de muchos grupos de adolescentes con los que charlé en 2009. “¿Qué opinan sobre su generación?” les pregunté, en un mano a mano, a casi 1.000 chicos y chicas que visité en sus escuelas. Sin embargo, mi experiencia en esos encuentros, contradecía ese sentimiento que los adolescentes tienen de sí mismos. Encontré chicos capaces de dialogar con respeto, incluso en el disenso. Descubrí jóvenes con una mirada crítica desarrollada, a la vez que compasivos y hasta comprensivos con los adultos. Comprobé, una vez más, el sentido de justicia y solidaridad que viven de manera
natural y su capacidad de incluir. Esto me lleva a reflexionar sobre el porqué de esa respuesta tan desvalorizada. Si uno arma la imagen de “sí mismo” por lo que le reflejan los otros que “están afuera”, me pregunto qué espejo les estaremos mostrando los adultos.