Martes 23.07.2024

OPINION - AUTOR: DANIEL GOLDMAN

El judaísmo, un modo de vida

Por: Daniel Goldman

Un rico acervo de poetas, pensadores, científicos y artistas iluminó la tradición hebrea.
Comparte

En la condición diaspórica, la mayoría de los judíos se agruparon en dos corrientes migratorias que establecieron culturas propias, creativas, y vivientes. Los sefardíes y los ashkenazies. Los primeros deben su nombre a Sefarad o Península Ibérica, y los segundos a Ashkenaz o Alemania. Como anécdota simpática, en una oportunidad escuché del destacado escritor y Premio Nobel de la Paz, Elie Wiesel, quien en un encuentro con
encumbrados dirigentes judíos, declaró que no tenía la menor duda que el Mesías sería de origen  sefaradí. Con cordial humildadapoyo esta tesis, ya que el rigor de la alegría, costumbres, música y  gastronomía, hace que el heraldo que traiga el mensaje de la paz seguramente pertenecerá a  este grupo.  retornando a la seriedad, el texto más bello con el que me encontré en mis estudios rabínicos fue “El Kuzarí”, obra escrita por el rabí Iehudá Haleví, una de las luminarias sefardíes más brillantes, quien nació en Espa - ña en el 1070. El libro explica los fundamentos más vitales del pensamiento judío y se refiere a una discusión sostenida entre el rey de los Kazaros y un sabio judío. El Rabí Iehudá re - lata un suceso verídico: el de
un soberano de un pueblo res-i dente en la ribera del Río Volga, quien abrazó junto a su gente la fe de Israel. La trama de la obra tiene su raíz histórica en el corazón del medioevo, época en la que eran frecuentes los debates teológicos entre musu-l manes, cristianos y judíos. Y es ahí donde el autor recalca que el judaísmo no es simplemente una filosofía, sino un modo de vida, donde lo esencial radica en la observancia de los preceptos  divinos  con  corazón sincero. Destacando el escrito de este maestro español, vaya mi homenaje a poetas, pensadores, científicos y artistas de esta rica cultura que iluminó a la tradición hebrea.