Miércoles 05.10.2022

Memoria litúrgica en San Giovanni Rotondo

El Papa y el Padre Pío: un luchador incansable contra el demonio

Francisco esboza en un tuit una semblanza breve pero significativa del fraile capuchino. "Luchó contra el mal durante toda su vida con humildad, con obediencia, con la cruz, ofreciendo el dolor por amor", escribió en su cuenta @Pontifex en diez idiomas.
Comparte

El papa Francisco recuerda la figura de San Pío de Pietrelcina, en el día en que la Iglesia conmemora su memoria litúrgica y celebra el 20 aniversario de su canonización, presidida el 16 de junio de 2002 por Juan Pablo II.

"La caridad animada por la fe tiene el poder de desarmar a las fuerzas del mal. #SanPíodaPietrelcina luchó contra el mal durante toda su vida con humildad, con obediencia, con la cruz, ofreciendo el dolor por amor", escribió desde la cuenta @Pontifex en diez idiomas.

En particular, el Papa -que el 17 de marzo de 2018 realizó una visita pastoral a Benevento, ciudad natal de San Pío, Pietrelcina y San Giovanni Rotondo, en el centenario de la aparición de los estigmas- recuerda una de las constantes de la vida del fraile: la lucha contra el mal.

Entendidas como aquellas batallas contra el demonio, al que, como escriben muchos biógrafos, perjudicaba la capacidad de Padre Pío de leer el corazón y de tener visiones. Batallas que le dieron tormento hasta el final de sus días pero que él, como señala hoy el Papa, ganó con caridad y fe.

La devoción al capuchino comenzó incluso antes de su muerte. Con el tiempo, fue más allá de los lugares donde vivió y trabajó, llegando hasta Sudamérica o África, donde hoy existen numerosas obras de caridad y solidaridad que llevan su nombre.

Más de 300.000 personas abarrotaron la Plaza de San Pedro el día de la misa de canonización presidida por Juan Pablo II, que también mantuvo un intercambio de cartas con el Padre Pío.

Fuente: Vatican News