tendrá que pagar 492 euros de multa

El régimen chino condena al cardenal Zen “por apoyar protestas”

El purpurado católico, de 90 años, y otros cinco activistas de Hong Kong fueron declarados culpables de no haber registrado a tiempo un fondo de defensa legal constituido para ayudar a los manifestantes en las marchas antigubernamentales de 2019.
Comparte

El cardenal católico Joseph Zen, de 90 años, y otros cinco activistas de Hong Kong fueron declarados hoy culpables de no haber registrado a tiempo un fondo de defensa legal constituido para ayudar a los manifestantes en las protestas antigubernamentales de 2019.

La entidad, denominada "Fondo de Ayuda Humanitaria 612", no fue registrada ante las autoridades de acuerdo a la Ordenanza de Sociedades de la región semiautónoma, según el dictamen del tribunal.

El juez a cargo del caso dictó una multa de 4.000 dólares hongkoneses (512 dólares, 492 euros) para todos los condenados a excepción de Sze Ching-wee, la secretaria del fondo, cuyo castigo se fijó en 2.500 dólares hongkoneses (320 dólares, 307 euros), aunque la citada Ordenanza prevé sanciones de hasta 10.000 dólares hongkoneses (1.280 dólares o 1.228 euros) por este tipo de falta en caso de que se cometa sin antecedentes previos.

El fallo se considera la antesala de más problemas legales para los seis condenados, ya que la policía continúa investigando la supuesta colusión del grupo con fuerzas extranjeras. Según el departamento de Seguridad Nacional de la policía de la antigua colonia británica, el cardenal Zen y sus cinco acompañantes instaron a organizaciones extranjeras a imponer sanciones a Hong Kong.

La Policía aún no ha acusado a Zen ni a los otros arrestados, incluida la abogada Margaret Ng y la cantante pop Denise Ho, por instar a organizaciones extranjeras a imponer sanciones a Hong Kong en virtud de la ley de seguridad nacional impuesta por Pekín, que puede conllevar una pena máxima de cadena perpetua.

Zen, catalogado como un "obispo rebelde" cuando encabezó la Iglesia Católica de Hong Kong entre 2002 y 2009, hizo después campaña activa por una mayor democracia en Hong Kong y libertades religiosas en China continental.

El cardenal Fernando Filoni había destacado recientemente la "integridad moral e ideal" del purpurado: "Zen es un auténtico chino, no debe ser condenado".

Fuente: RD