Viernes 24.05.2024

vientos de guerra entre rusia y ucrania

Solidaridad del Vaticano con Ucrania ante "la escalada de conflicto"

Pietro Parolin llamó al arzobispo greco-católico de Kiev-Halych para expresarle "el apoyo de la Santa Sede en este momento convulso" y asegurar la oración por todos. Occidente lleva a cabo un intenso trabajo diplomático para frenar una invasión rusa.
Comparte

El Vaticano expresó su "solidaridad" con el pueblo ucraniano en medio de la tensión entre el país europeo y Rusia que provoca "un difícil momento".

El secretario de Estado vaticano, el cardenal italiano Pietro Parolin, expresó la cercanía de la Santa Sede a la Iglesia Católica en el país del este europeo y la solidaridad con su población, "en este difícil momento de escalada del conflicto en torno a Ucrania" a través de una llamada a Su Beatitud Sviatoslav Schevchuk, arzobispo mayor de Kiev-Halych.

“En este momento convulso, deseo expresarle a usted, Beatitud, al Episcopado, a los sacerdotes y fieles de la Iglesia que usted dirige y a todo el pueblo ucraniano el apoyo de la Santa Sede, expresar su solidaridad y asegurar la oración por todos", agregó el considerado "número dos" del Vaticano en la conversación del lunes por la tarde, informó un comunicado de la Iglesia greco-católica ucraniana.

Durante la llamada telefónica, el jefe de la Iglesia greco-católica ucraniana expresó su agradecimiento en particular por "el nuevo llamado, hecho el domingo por el Papa Francisco, para rezar por la paz en Ucrania y evitar la amenaza de guerra", en referencia a las palabras del pontífice durante el Ángelus del domingo 13.

"Las noticias que llegan de Ucrania son muy preocupantes. Encomiendo a la intercesión de la Virgen y a la conciencia de los responsables políticos todo esfuerzo por la paz", sostuvo entonces Jorge Bergoglio.

El lunes también se expresó el nuncio apostólico en Ucrania, monseñor Visvaldas Kulbokas, quien advirtió que “la situación ya era tensa pero ahora lo es aun más” y “es como si se oliera la guerra” en declaraciones a Vatican News.

El embajador papal de origen lituano constató que “entre la gente hay un nivel muy alto de preocupación; también hay miedo” aunque “en general, los ucranianos también están mostrando una gran resistencia” desarrollada en los ocho años de conflicto: “el miedo es grande, la tensión es alta, pero sin embargo la gente resiste bastante bien” dijo.

En medio de la tensión, el gobierno intenta calmar a la población, contó. Y agregó que “esto también forma parte de la misión de la Iglesia católica y, en general, de las iglesias y comunidades religiosas, para infundir al menos una relativa calma incluso en situaciones de emergencia”.

 
Fuente: Telam / Vatican News