OPINION - AUTOR: Pbro. Juan Torrela

Experiencia que marca

Comparte

En la experiencia que hacen los jóvenes viajando a comunidades para prestar servicios hay muchas cosas que dejan huella en ellos. Que a su vez son señales claras de senderos que la educación en el nivel medio no debiera desatender. Se
involucran a cuerpo entero. Se viven momentos de intensa emotividad, se reflexiona a fondo sobre lo que se ve, sobre lo que se escucha. Se aprende haciendo. Se experimenta la riqueza de contactarse con realidades muy diferentes en lo que hace a la concepción del mundo y de la vida, del confort o de lo que divierte y gratifica. Se abren horizontes nuevos donde lo humano destaca y asombra, expresado en un rostro, en un diálogo, en un gesto. Ese encuentro transforma. A los visitantes y a los visitados. Todo cobra una vida que no tenía al irrumpir ese grupo de jóvenes que llega de lejos. Todos los del pueblo se sienten convocados sin distinciones. La plaza pública se llena, el viejo club brilla distinto y la atmósfera de esperanza vuelve a recorrer las calles. La fe hizo lo suyo.