polémicas medidas sanitarias contra el covid

Formosa: Sacerdotes denuncian autoritarismo de gobierno de Insfrán

En una carta, 15 curas formoseños expresaron "indignación" por "el nivel de autoritarismo que nos recuerda oscuras épocas de nuestra Patria". Así, se sumaron a las críticas por maltrato y hacinamiento en centros de aislamiento por la pandemia.
Comparte

Quince sacerdotes formoseños publicaron una carta abierta en la que acusaron al gobierno de Gildo Insfrán de violación a los derechos humanos en la provincia, al tiempo que advirtieron que las medidas que toman para controlar la pandemia "son llevadas adelante con un nivel de autoritarismo que nos recuerdan oscuras épocas de nuestra Patria que no queremos vuelvan a repetirse y por eso las repudiamos con fuerza". Con esta extensa carta, titulada Al Pueblo de Dios con quienes compartimos la vida y la fe en Formosa y publicada por el diario local El Comercial, los curas se sumaron a las numerosas denuncias que recibió el gobernador y su gestión por maltratos y hacinamientos durante la pandemia del coronavirus en los centros sanitarios de la provincia. 

"Nos unimos a todos nuestros comprovincianos, que han sufrido la pérdida de un ser querido por el COVID-19, así como aquellos que han sufrido represiones violentas por reclamar sus derechos", expresó la misiva, al tiempo que manifestó la "indignación -humana y evangélica- ante los últimos acontecimientos que están sucediendo en nuestra provincia que son de público conocimiento y una violación a los derechos humanos y ciudadanos".

La carta es firmada por los curas Miguel Ángel Rojas, Antonio Caballero, Mario Franco, Francisco Nazar, Mario Bissaro, Ponciano Acosta, Jimmy Ponce, Gabriel Stella, Eduardo Ramos, Marcelo Valsecchi, Edgardo Ortíz, Oscar Cáceres, Lucio Rizzi, Juan Rosasco y Juan Punzo.

"Pretender aniquilar a algunos es intentar negar parte de la realidad, y en el fondo es excluir al otro. Se están construyendo muros de intolerancia y prepotencia", señalaron los curas en la circular en relación a las medidas provinciales que salieron a la luz cuando se difundieron distintos videos en los que se observaban las condiciones de alojamiento para los casos confirmados y sospechosos de Covid-19 en el Estadio Cincuentenario.

La carta destacó la "preocupación" de los sacerdotes porque "se está construyendo una comunidad provincial basada en el desprecio al otro diferente, a su cultura, a su pensamiento, a su persona, a su dignidad humana, al manoseo y ocultamiento de la verdad, a la instauración del miedo". 

"No hubo hasta hoy un llamado a los distintos sectores para la búsqueda en conjunto de las mejores soluciones. Y las medidas que toman son llevadas adelante con un nivel de autoritarismo que nos recuerdan oscuras épocas de nuestra Patria que no queremos vuelvan a repetirse y por eso las repudiamos con fuerza. Apostamos a la plena vigencia de la Constitución Nacional y a los Tratados Internacionales incluidos en nuestra Carta Magna. Es posible otra metodología de cuidado entre nosotros. Gran parte del pueblo no quiere ser llevado a centros de aislamiento", afirmó.

En ese sentido, los sacerdotes hicieron "un llamado para que sean escuchadas las 'otras voces' que siempre tienen algo de verdad porque nadie es dueño de la verdad y tenemos que acercarnos a ella en actitud de humilde búsqueda en común. Como Pastores de nuestra Iglesia Católica nos ponemos una vez más a disposición para acompañar las iniciativas de bien en favor de nuestro pueblo", añadió. 

La polémica que envuelve al gobierno formoseño se intensificó el jueves pasado con detenciones de las concejalas Gabriela Neme y Celeste Ruiz Díaz, quienes participaban de una protesta en la Escuela N° 18 Fray Mamerto Esquiú, otro de los lugares que alberga a los aislados. Personas con síntomas leves, asintomáticas e incluso que no fueron diagnosticadas con coronavirus son obligadas a permanecer en esos establecimientos durante más de 20 días -el máximo establecido para el aislamiento son 14- , según las denuncias.


Fuente: Perfil.com