Declaraciones que revela una revista jesuita

El Papa dice que las críticas son "respetables, pero equivocadas"

Lo afirmó ante un grupo de jesuitas colombianos. Se conoce poco después de divulgarse un documento que acusa al Papa de cometer siete "herejías" con su última exhortación. Bergoglio defendió el texto afirmando que se inspira en la moral de santo Tomás.
Comparte

El Papa Francisco explicó que las críticas que desde algunos sectores se han hecho a su exhortación apostólica postsinodal Amoris laetitia son respetables, pero equivocadas.

Así lo afirmó en un encuentro que mantuvo con algunos jesuitas durante su reciente viaje a Colombia y cuya transcripción ha sido publicada hoy por la revista La civiltà cattolica, perteneciente a la Compañía de Jesús.

"Aprovecho para decir una cosa que creo que la debo decir en justicia y también por caridad. Escucho muchos comentarios -respetables porque los dicen hijos de Dios, pero equivocados- sobre la exhortación apostólica postsinodal", dijo Francisco al responder a una pregunta de los jesuitas.

La semana pasada se conoció que unos 60 historiadores, teólogos y sacerdotes señalan al Papa siete posibles "herejías" contenidas en Amoris laetitia, por lo que le pedían al Papa su revisión.

Se trataba de un documento de 25 páginas titulado Correctio filialis de haeresibus propagatis (corrección filial con respecto a la propagación de herejías) y que, según ellos, fue remitida al pontífice el pasado 11 de agosto y se difundió este domingo a través de un portal de Internet y en el que se pedían nuevos firmantes.

Las siete posturas heréticas se referían sobre todo a la posibilidad recogida en la exhortación después de dos sínodos sobre la familia que los divorciados vueltos a casar pudieran, tras un discernimiento, caso por caso, y un recorrido espiritual, regresar a la recepción de la Eucaristía, pues su posición se considera un "adulterio".

También cuatro cardenales - Raymond Burke, Walter Brandmueller, Carlo Caffarra y Joachim Meisner - escribieron en pasado una carta al Papa con cuatro dudas doctrinales sobre este documento y solicitaban una aclaración.

En su primera declaración al respecto, el obispo de Roma dijo a los jesuitas colombianos que "para entender Amoris laetitia hay que leerla de principio a fin, empezar con el primer capítulo, continuar por el segundo y así, y reflexionar", para de ese modo "leer qué cosa se ha dicho en el sínodo".

"Algunos sostienen que la moral que está en la base de Amoris laetitia no es una moral católica o, al menos, que no es una moral segura", observó el Papa. Luego reafirmó "con claridad que la moral de 'Amoris laetitia' es tomista, la del gran santo Tomás", y completó: "Pueden hablar de esto con un gran teólogo, entre los mejores de hoy y entre los más maduros, el cardenal Schönborn", en referencia al arzobispo de Viena.

"Esto lo quiero decir para que ayuden a la gente que cree que la moral es pura casuística. Ayúdenlos a darse cuenta que el gran Tomás tiene una riqueza muy grande, capaz también hoy de inspirarnos. Pero de rodillas, siempre de rodillas", concluyó el Papa.