LOS ATENTADOS EN SRI LANKA

Fueron "en represalía" por ataques a mezquitas en Nueva Zelanda

Así lo dijo Estado Islámico al atribuirse los hechos del domingo en tres iglesias y cuatro hoteles. La organización terrorista dio soporte a dos grupos locales. El Gobierno precisó que fueron nueve los atacantes, de los cuales ocho están identificados.
Comparte

La cifra de víctimas en los atentados suicidas en serie del domingo de Pascua en iglesias y hoteles de Sri Lanka se elevó a 359, dijo este miércoles la policía sin proporcionar más detalles. El portavoz de la policía, Ruwan Gunasekera, dio a conocer la nueva cifra, pero no desglosó las víctimas de las tres iglesias y los cuatro hoteles atacados por suicidas. Entre los fallecidos hay al menos 45 niños y adolescentes, según calcula Unicef. Además, hubo más de 500 heridos.

Los ataques fueron reivindicados por Estado Islámico a través de una agencia de noticias que le es afín y de twitter, que dijo que fueron llevados a cabo por siete atacantes, pero sin presentar pruebas. Y dijeron que fue en represalia por los ataques semanas atrás contra dos mezquitas en Nuevas Zelanda. Si la afirmación de Estado Islámico es cierta, sería uno de los peores ataques llevados a cabo por el grupo fuera de Irak y Siria, que provocaron 50 muertos.

La policía de Sri Lanka informó que ya son 60 las personas que arrestadas, 18 la noche del martes, para ser interrogadas sobre los atentados. Las investigaciones confirman que hubo nueve atacantes suicidas, ocho de los cuales han sido identificados. Uno de ellos estudió en el Reino Unido y Australia, dijeron las autoridades.

Los atentados generaron acusaciones entre el Gobierno y las fuerzas de seguridad de Sri Lanka porque la policía habría contado con informes de inteligencia que alertaban sobre la posibilidad de una serie de atentados de grupos locales con apoyo internacional, pero nadie tomó las medidas preventivas que hubiesen correspondido.


El viceministro de Defensa, Ruwan Wijewardene, dijo al Parlamento el martes que dos grupos islamistas de Sri Lanka, National Thawheed Jama’ut y Jammiyathul Millathu Ibrahim, eran responsables de las explosiones, que se produjeron durante las misas del domingo de Pascua y mientras se servía el desayuno en hoteles.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, señaló que todavía no ha recibido ningún informe oficial del Gobierno esrilanqués o sus servicios de inteligencia que corroborara la pista de Chritchurch en los ocho ataques con bomba del domingo.

En Sri Lanka, donde es mayoría el budismo, seguido del hinduismo, musulmanes y cristianos son pequeñas minorías.

Fuente: agencias