Domingo 03.03.2024

Carta de despedida a su comunidad diocesana

G. Cuerva: "Con ustedes aprendí a ser obispo junto al pueblo"

El arzobispo electo de Buenos Aires también le agradece a la feligresía santacruceña haber encarnado “la Iglesia en salida, saliendo al encuentro de los más alejados” y le pide que no se dejen paralizar ni por el miedo ni por “la fiaca espiritual”.
Comparte

El arzobispo electo de Buenos Aires, Jorge García Cuerva, escribió una carta con el título “Las lágrimas son parte del abrazo” en la que le comunica su nuevo destino pastoral y le agradece a la comunidad diocesana de Río Gallegos, donde –afirma- aprendió a ser “obispo junto al pueblo, soñando juntos un Iglesia hospital de campaña como nos dice el Papa”.

“Gracias porque nos animamos a los cambios, dejamos que el Señor nos despierte, que ‘nos pegue’, en palabras de Francisco, un sacudón en nuestra modorra y nos libere de la inercia y del ‘siempre se hizo así’”, expresa.

“Gracias porque ni el clima nos frenó, y pudimos encarnar la Iglesia en salida, saliendo al encuentro de los que no están, de los más alejados. Nos fuimos involucrando de lleno en la realidad, acompañando a los que sufren, porque Cáritas somos todos; y celebramos la vida con alegría y pasión, a pesar de tantas dificultades”, sostiene.

Monseñor García Cueva les pide que “mantengan siempre viva esa alegría y las ganas de compartir la Buena Noticia del Evangelio con todos, sin excluir a nadie” y que “sigan soñando, no se dejen paralizar ni por el miedo ni por ‘la fiaca espiritual’; Jesús camina con nosotros, y como nos dijo en el Evangelio de la misa del domingo pasado: “Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo’”.

Fuente: AICA