SEMANA SANTA EN BUENOS AIRES

La ciudad, un santuario

Bajo el lema “Jesús sale a nuestro encuentro por las calles”, se busca difundir el espíritu religioso.
Comparte

En esta Semana Santa la idea es transformar a Buenos Aires en un “gran santuario”. Por eso, la multitudinaria movida religiosa que viene realizando esta vez la arqui diócesis de Buenos Aires con d-i versas celebraciones y gestos más allá de las cuatro paredes de los templos tiene este año como lema “Jesús sale a nuestro encuentro por las calles”.
Comenzó el sábado pasado con la bendición de comercios y transeúntes durante sendas procesiones que partieron desde el santua rio de San Cayetano en Liniers y de Plaza Miserere, para terminar en la basílica de San José de Flo - res, donde el arzobispo porteño, cardenal Jorge Bergoglio, presidió la misa de la víspera del Domingo de Ramos.
Mañana Jueves Santo, a las 10, el arzobispo celebrará en la catedral la solemnemisa crismal, en la que se bendicen los óleos y el presbiterio renueva las promesas sacerdo - tales. En tanto, a las 19, en elmismo templo, el obispo auxiliar, Luis Alberto Fernández, oficiará lam-i sa de la Cena del Señor, con lava torio de pies a doce ancianos, que recuerda el gesto de Jesús con sus apóstoles.
El Viernes Santo habrá otro gestomisionero de cara a los vec-i nos, cuando se realice el tradicional Vía Crucis de la Ciudad por la Avenida de Mayo. Con una concurrencia cada año mayor, se espera superar esta vez las 50.000 personas. Desde las 20.30, la procesión unirá la Plaza de los Dos Congresos con Plaza de Mayo. Será presidida por el obispo auxiliar de Bu-e nos Aires, monseñor Oscar Ojea, y el cardenal Bergoglio, como todos los años, acompañará a pie la marcha piadosa.
En diversos momentos actuarán los coros de la Basílica del Pilar, de las parroquias San José de Flores y Santísimo Redentor y el Pacem In terris. La procesión estará en - cabezada por el Cristo de los Genoveses, una enorme cruz demetal, que llevaran en andas en andas por integrantes de esa esa colectividad. También numerosos fieles se turnaran a lo largo del  trayecto para portar la enorme Cruz Penitencial de Buenos Aires. Completarán la caminata las imágenes de la Dolorosa y del Cristo del Buen Amor –conocido como “Cristo de los futbolistas”, pues fue donado por los ex jugadores Daniel Bertoni y Héctor Scotta–, que también será llevado en andas por deportistas profesionales retirados. Tanto el Viernes Santo como el Sábado Santo, seminaristas acompañarán la visita a las siete iglesias.
El Sábado Santo a las 22, el cardenal Bergoglio presidirá en la catedral la solemne Vigilia Pascual: La misa de Pascua del domingo en ese templo será celebrada a las 10.30 por otro obispo  auxiliar, Horacio Benites Astoul.