Miércoles 24.07.2024

Al clausurar en Trieste la Semana Social

"La democracia no goza de buena salud en el mundo", alerta el Papa

Francisco lo atribuyó en parte a las "tentaciones ideológicas y populistas". Además, pidió alejarse de la polarización que "empobrece" y marcó los obstáculos que enfrenta el sistema democrático: corrupción, exclusión social y marginación e indiferencia.
Comparte

El Papa Francisco advirtió este domingo que "la democracia no goza de buena salud en el mundo", en parte debido a las "tentaciones ideológicas y populistas", durante una visita a la ciudad italiana de Trieste, en el extremo noreste de Italia.

Aunque sin nombrar a ningún país, Francisco formuló la advertencia el día en que en Francia se celebra la segunda vueta de las elecciones legislativas en las que la extrema derecha podría convertirse por primera vez en el partido mayoritario e icluso acceder al gobierno.

Durante un discurso delante de cerca de 1.000 personas en el Centro de Congresos para la clausura de la 50º Semana Social organizada por la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), consideró que "las ideologías son seductoras".

"Algunos las comparan con el flautista de Hamelin  Son seductoras, pero te llevan a negarte a ti mismo", dijo en referencia a la fabula popular de aquel que guía con su instrumento a
 las ratas hasta el río, donde mueren ahogadas.

Además expresó su preocupación por el aumento de la abstención en todo el mundo y se preguntó qué significa esta baja participación electoral.

Jorge Bergoglio invitó a los fieles a alejarse de "la polarización que empobrece" y afirmó que la democracia actual enfrenta varios obstáculos citando "la corrupción", la exclusión social y la marginación, y la indiferencia.

Este esta es la tercera visita del jesuita argentino de 87 años a una ciudad italiana este año, después de sus desplazamientos a Venecia en abril y Verona en mayo, y el último antes de emprender el viaje más largo de su pontificado, a los confines de Asia y Oceanía en septiembre.

El Papa llegó en helicóptero poco antes de las 8 a Trieste, ciudad de 200.000 habitantes situada a orillas del Adriático, en la frontera con Eslovenia, y capital de la región autónoma de Friul-Venecia Julia.

Francisco se reunió con representantes religiosos y académicos, migrantes y personas con discapacidad.

Su visita concluyó con una misa en la plaza Unità d'Italia, la principal de la ciudad y luego regresará al Vaticano por la tarde.

Jorge Bergoglio, que se desplaza en silla de ruedas, no viajaba al extranjero desde su visita a Marsella, sur de Francia, en septiembre de 2023.

Tras los problemas de salud que le obligaron a cancelar varios compromisos durante el invierno, en las últimas semanas se ha mostrado en buena forma.

Fuente: AFP