un manuscrito historico

La ponencia que lo catapultó

Comparte

Jorge Bergoglio fue uno de los últimos en hablar en los plenarios de cardenales previos al cónclave. Pero su ponencia fue muy celebrada por sus pares. Al punto que, para muchos, terminó de galvanizar su candidatura a Papa. De hecho, el arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega, le pidió una copia, pero Bergoglio le volcó las ideas en un texto manuscrito. Electo Papa, Ortega le solicitó autorización para difundir la ponencia, publicándola en la revista Palabra Nueva, de su arquidiócesis. Allí se lee que Bergoglio subraya la necesidad de la Iglesia de no ser autorreferencial y mundana y de la urgencia de que esta salga al encuentro de la gente.