Miércoles 05.10.2022

En medio de roces del Ejecutivo con la Iglesia

La Unión Europea condena el "cierre arbitrario" de emisoras católicas

En una declaración divulgada por su oficina en Managua, el organismo condenó este jueves el uso de "una fuerza policial excesiva", luego de que el régimen de Ortega ordenara la clausura de las instalaciones e ingresara por la fuerza a una iglesia.
Comparte

La Unión Europea condenó este jueves el "cierre arbitrario" de siete emisoras de radio católicas por parte de las autoridades nicaragüenses el pasado primero de agosto, y de otras dos emisoras de radio y televisión comunitarias poco después. También denunció el uso de "una fuerza policial excesiva" para ocupar las instalaciones, en una declaración divulgada por su oficina en Managua.

"Esto constituye otra violación de la libertad de expresión y de la libertad de religión o de creencias", continuó la UE, tras advertir sobre el abuso de la fuerza policial “para intimidar y dispersar a los manifestantes desarmados con gases lacrimógenos y disparos".

El organismo internacional recordó que "desde 2018, el Gobierno nicaragüense ha desatado niveles de violencia sin precedentes contra su propio pueblo, recurriendo a asesinatos, desapariciones forzadas, encarcelamientos, acoso e intimidación contra opositores políticos, periodistas, defensores de derechos humanos, religiosos y otros líderes".

Las emisoras cerradas por el Gobierno de Daniel Ortega, a través del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), son Radio Hermanos, Radio Nuestra Señora de Lourdes, Radio Nuestra Señora de Fátima, Radio Alliens, Radio Monte Carmelo, Radio San José, Radio Católica de Sébaco y Radio Santa Lucía, administradas por la Diócesis de Matagalpa (norte), que dirige el obispo Rolando Álvarez, un fuerte crítico del presidente.

También fueron canceladas las licencias de radioemisora privada Radio Vos, de corte comunitaria y feminista, en el departamento (provincia) de Matagalpa, y fue sacado del aire el canal de televisión RB 3 "El Canal de la Zona Láctea", en la misma localidad, según Telcor, porque no contaba con su autorización para operar.

El sandinismo ha tildado de “terroristas” a los obispos nicaragüenses que actuaron como mediadores de un diálogo nacional con el que se buscaba una salida pacífica a la crisis que vive el país desde 2018. "En la actualidad, Nicaragua cuenta con más de 180 presos políticos, encarcelados sin respeto a la Constitución nicaragüense, el derecho penal y el debido proceso", agregó la UE.

Asimismo, el organismo destacó el cierre de "más de 1.200 organizaciones de la sociedad civil, sin una justificación adecuada" en lo que va de 2022. "Como resultado, miles de nicaragüenses de los sectores más vulnerables se han quedado sin asistencia", alertó.

La UE instó a las autoridades nicaragüenses a cesar "toda la represión y restablecer el pleno respeto de todos los derechos humanos", e hizo un "llamado urgente al Gobierno para que libere inmediatamente e incondicionalmente a todos los presos políticos y anule todos los procesos judiciales contra ellos, incluidas sus condenas".

La organización ha aplicado sanciones a familiares de Ortega, incluyendo a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, y varios de sus hijos, así como a funcionarios de su Gobierno señalados de violaciones a los derechos humanos.

Fuente: Agencias