celebracion en un tradicional temp lo de palermo

Los evangélicos tienen su Tedeum

Desde hace unos años la mayoría de las iglesias cristianas celebran un oficio de acción de gracias por la patria.
Comparte

La mayoría de las iglesias evangélicas en el país celebran desde hace unos años su propio culto de acción de gracias a Dios por la patria. Poco a poco, el llamado Tedeum Evangélico que se oficia en Buenos Aires -y que comienza a replicarseen el interior- se va convirtiendo en una tradición siguiendo los pasos de Chile y Perú. Este año, el oficio se realizó el 31 de octubre en el Templo San Pablo –que fundara William Morris en 1899-, en el barrio de Palermo. El acto coincidió con la conmemoraciónde la Reforma Protestante, encabezada por Martín Lutero, ocurrida en Alemania hace 496 años. 
Mediante cánticos y oraciones, la concurrencia glorificó a Dios, le agradeció por todas las bondades con que dotó a la Argentina y le pidió a Dios por el futuro de la nación y la salud de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y por el quehacer de la Iglesia evangélica en el país. Las oraciones fueron lideradas por los pastores Osvaldo Pupillo, Rubén Salomone y Christian Hooft. Los antecedió la lectura del Salmo 104 por parte de Ligia Wurfel.
El presidente de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas (ACIERA) -principal organizadora-, Rubén Proietti, dio la bienvenida y destacó la importancia del acto. La fiesta cobró especial brillo con la participación de la banda de bronces Shekinah Gospel Brass y la reflexión bíblica a cargo del pastor Juan José Churruarín, conocido expositor de Evangelio, quien con una visión aguda alertó sobre los desafíos que deberá afrontar el país en el futuro.
La celebración contó con la  presencia del asesor de la secretaría de Culto de la Nación, Alejandro Lasalle; el director de Culto de la provincia de Buenos Aires, Enrique Moltoni, y el director general de Cultos de la Ciudad, Alfredo Abriani. Entre las autoridades evangélicas estuvieron el presidente de la Unión de Iglesias Cristianas Evangélicas de Perú (UNICEP), y Mirta Solessi, presidenta de la Liga Argentina de Mujeres Evangélicas (LAME). Y representantes de la Federación Confraternidad Evangélica Pentecostal (FECEP), entre otras entidades.