misas con duras restricciones

Los obispos del Gran Buenos Aires se suman al reclamo de Fernández

Los prelados del conurbano adhieren a la carta que envió su par de La Plata a la gobernación bonaerense en reclamo de las últimas medidas. Alegan que en la práctica cultual hay muy poco contacto y que los protocolos se cumplen.
Comparte

Los obispos del conurbano bonaerense se sumaron el viernes a la pronunciación del arzobispo de La Plata, Víctor Fernández, sobre las restricciones a la celebración del culto a causa de la pandemia.

En un comunicado, los prelados del Gran Buenos Aires declararon: “Adherimos a la carta enviada por el arzobispo de La Plata, capital de la provincia, a las autoridades del Gobierno Provincial y al gobernador Axel Kicillof.”

El pesar de la Iglesia reside en la negativa a realizar las celebraciones en el interior de los templos y con un aforo máximo de diez personas al aire libre, condiciones que cree excesivas teniendo en cuenta el estricto cumplimiento por parte de los fieles y del clero del protocolo aprobado para el culto.

Así, los obispos del conurbano aseguran que “entienden y acompañan la situación sanitaria”, pero “igualmente pedimos poder rever la desproporcionada medida de poder contar tan solo con 10 personas al aire libre para la celebración del culto”.

Los diocesanos solicitan también “de manera formal dialogar para discernir una mayor apertura en las celebraciones en este tiempo de tanta necesidad, no solo de la salud física, sino también espiritual de nuestro pueblo bonaerense”.

Firman la carta los obispos de las diócesis de San Justo, Morón, Gregorio de Laferrere, San Martín, San Miguel, Merlo-Moreno, Lomas de Zamora, Quilmes, San Isidro, Zárate-Campana, Avellaneda-Lanús y el obispo castrense.

Después de conocerse las nuevas medidas, y la posterior irrupción de la policía en una misa al aire libre en el conurbano, el arzobispo de La Plata le escribió una carta al jefe de Gabinete bonaerense en la que consideró “muy abusivo y completamente desproporcionado” el hecho de reducir el número de fieles de 20 a 10 desde el 1° de mayo. 


Fuente: VR