TRAS EL REZO DEL ÁNGELUS

Masacre de Christchurch: El Papa pide poner fin al odio y la violencia

Volvió a condenar el "horrible atentado" contra las mezquitas de Nueva Zelanda. Reiteró su cercanía con la comunidad musulmana y llamó a la unidad en la oración. El viernes había expresado su tristeza por los "insensatos actos de violencia" religiosa.
Comparte

El papa Francisco lamentó este domingo el ataque perpetrado el viernes contra dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda, y pidió "gestos de paz para acabar con el odio y la violencia".

"En estos días, al dolor por las guerras y los conflictos que no cesan de afligir a toda la humanidad, se ha agregado el de las víctimas del horrible atentado contra dos mezquitas en Christchurch, en Nueva Zelanda", dijo Jorge Bergoglio, tras el rezo del Ángelus y desde la ventana del palacio apostólico del Vaticano.

"Rezo por los muertos y los heridos, y por sus familiares. Muestro mi cercanía con la comunidad religiosa y civil, y renuevo la invitación a la unidad en la oración y los gestos de paz para acabar con el odio y la violencia", añadió.

El viernes, mediante un telegrama remitido por el cardenal Pietro Parolin, el Papa se había manifestado "profundamente entristecido al enterarse de los heridos y las pérdidas de vidas humanas causadas por los actos de violencia sin sentido a las dos mezquitas en Christchurch".

El pontífice también había transmitido a "todos los neozelandeses, y en particular a la comunidad musulmana, su sincera solidaridad ante la ola de estos ataques".

Los ataques se produjeron el viernes, mientras centenares de musulmanes oraban en dos mezquitas situadas en el centro de Christchurch, la mayor ciudad de la Isla Sur de Nueva Zelanda.

Las autoridades neozelandesas han elevado a 50 el número de muertos en el suceso, en el que medio centenar de personas han resultado heridas.

Las autoridades neozelandesas presentaron ayer cargos de asesinato contra Brenton Tarrant, un australiano de 28 años y presunto responsable de los ataques.

Fuente: VR EFE