el pontífice no quiere pasar por el quirófano

Médico deportivo trata a Francisco de la rodilla: "Es un paciente majo"

José María Villalón es jefe de los Servicios Médicos del Atlético de Madrid y busca soluciones no quirúrgicas para la artrosis de Bergoglio. Es optimista con la recuperación del Papa: "Está buscándose que eso no avance y que la cosa vaya a mejor".
Comparte

El Vaticano convocó al jefe de los servicios médicos del Atlético Madrid para tratar la artrosis que afecta al Papa Francisco en una de sus rodillas y que lo obliga a trasladarse en silla de ruedas cada vez con mayor asiduidad. Se trata de José María Villalón, experto en traumatología y medicina deportiva.

En una entrevista en Tiempo de Juego de la COPE, el doctor Villalón confirmó que "desde la Conferencia Episcopal y desde la Nunciatura del Vaticano nos solicitaron a un grupo de especialistas si podíamos ayudar al Papa, por la situación que está atravesando".

La artrosis en una de sus rodillas ha llevado al Papa a reducir su agenda oficial en los últimos meses y trasladarse ayudado por un bastón o directamente en silla de ruedas. El médico explicó que Francisco sufre "un proceso artrósico que afecta a varias articulaciones: a veces se empieza por una articulación con artrosis y otras articulares se deterioran porque se cargan más de la cuenta", explica Villalón, que añade que "está buscándose que eso no avance y que la cosa vaya a mejor".

"Le vemos en silla de ruedas, y estamos intentando ayudarle para que tenga una mejora de su movilidad y frenar su proceso artrósico"; añade el popular médico del Atleti, quien confirma algunas de las 'condiciones' impuestas por Francisco. "Es un paciente muy majo, pero muy tozudo, en el sentido de que hay propuestas quirúrgicas que no quiere", señala el doctor, confirmando que Bergoglio no quiere volver a pasar por el quirófano después de la experiencia del pasado año en el Gemelli.

"Hay que ofrecerle tratamientos más conservadores para que esté de acuerdo", recalca el doctor Villalón, quien ya ha mantenido alguna entrevista con el Pontífice. "Sentí nervios porque es una responsabilidad de una figura mundial que tiene que estar en forma", relató el galeno, quien además es miembro supernumerario del Opus Dei y trabaja en el club colchonero desde 1995.

“Tenemos el hándicap de que no es un paciente normal por su gran actividad. Posiblemente el Papa lo tenga más difícil por su agenda tan complicada, pero soy optimista, al Papa se le puede ayudar, él nos ayuda a nosotros en todo lo demás, pero vamos a poder al menos asesorar a los médicos que estamos en el día a día con él", insiste, optimista, el galeno, quien reveló que Bergoglio, forofo de San Lorenzo, llegó a confirmar al delantero del Atlético de Madrid, Ángel Correa, cuando pertenecía a este equipo argentino. "Espero tener que volver porque la primera visita fue una toma de contacto", finalizó el doctor.

Fuente: RD