Miércoles 24.07.2024

Tras dos misas con cánticos partidarios

Misa por las cocineras: No invitan a políticos para que no se desvirtúe

"Es en reconocimiento a la abnegada tarea de las cocineras de los comedores populares, no contra algo o contra alguien”, sostuvo el presidente del Episcopado. "Tiene que ver con la comida que necesitamos todos, tengamos la ideología que tengamos", señaló.
Comparte

Luego de dos misas en iglesias de la ciudad de Buenos Aires en las que se entonaron consignas contra el gobierno, el presidente de Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, aclaró que a la misa que se oficiará este miércoles en una parroquia en homenaje a las cocineras de los comedores comunitarios “no es contra algo o contra alguien” y que no se invitará a “ningún político porque no queremos que algo tan propio del ser humano, que no pertenece a ningún sector político en particular, sea usado de ningún modo”.

En su reflexión semanal subida a las redes sociales, Ojea explicó que con la misa “queremos valorar una actividad que muchas veces parece pequeña o que no la tenemos en cuenta suficientemente o que a veces la hacemos invisible, como es la tarea de tantas señoras que dan de comer a tantos chicos y adultos en los comedores de nuestros barrios populares; queremos valorar la actividad y el servicio que realizan estas señoras de los barrios”.

"Hemos escuchado decir que esta misa era contra algo o contra alguien, la misa siempre es a favor de la vida, es la celebración de la vida; es la celebración de Jesús resucitado, por eso lo que queremos es poner en valor y agradecer la tarea de estas mujeres que dan de comer, que dejan su tiempo, que muchas veces viven la aflicción de que la proteína no alcanza o no es suficiente para el gusto de los chicos, pero que sin embargo están siempre al pie del cañón", señaló.

Y abundó: "Queremos bendecir su mente, su corazón y sus manos. Esas manos que saben acariciar, que saben dar de comer, esas manos que saben tenderse para poder ayudar a los demás", subrayó.

"No pensamos invitar a ningún político a esta misa porque no queremos que algo tan propio del ser humano, que no pertenece a ningún sector político en particular, sea usado de ningún modo; estamos hablando de algo superior que tiene que ver con la comida que necesitamos todos los seres humanos tengamos la ideología que tengamos", diferenció.

Monseñor Ojea afirmó que "el hambre es propia de todos, tenemos necesidad de la naturaleza para vivir; no somos autosuficientes. La comida nos iguala, nos hace cercanos, nos hace más personas, nos enseña a poder compartir, nos enseña a conversar".

"Que el Señor les conceda a tantas personas nuestras que entregan su tiempo en este trabajo de dar de comer, el Señor les conceda todas las bendiciones y nos enseñe como a través de lo pequeño, de lo que es aparentemente invisible, no demasiado considerado a los ojos humanos se oculta este gran servicio a los hermanos y hermanas tengan la edad que tengan para poder entregar el alimento", concluyó.

Fuente: VR y AICA