Miércoles 24.07.2024

Persecución del régimen de Daniel Ortega

Nicaragua: La Iglesia denuncia la detención de dos sacerdotes

Se trata de dos clérigos que trabajaban pastoralmente en la zona norte del país. Fuentes eclesiásticas advirtieron que las autoridades gubernamentales los investigan por supuestos "asuntos administrativos" de la disuelta Cáritas Diocesana de Estelí.
Comparte

Dos sacerdotes nicaragüenses son investigados por la Policía Nacional por asuntos administrativos de la disuelta Cáritas Diocesana de Estelí, norte de Nicaragua, informó la Diócesis de Estelí.

Los sacerdotes requeridos son Pastor Eugenio Rodríguez Benavides y Leonardo Guevara Gutiérrez, quienes fueron sacados por agentes policiales de sus parroquias en los municipios de Jalapa y Estelí, respectivamente, y trasladados a Managua, indicó la Diócesis de Estelí en una declaración.

En Managua, los agentes trasladaron a los religiosos a "una de las casas de formación" de la Iglesia católica, donde están a la espera de que la Policía Nacional complete un proceso de "investigación sobre asuntos administrativos de la extinta Cáritas Diocesana de Estelí".

De momento, la Policía Nacional no ha informado sobre ese proceso investigativo contra los religiosos.

"Sabemos que están bien en su integridad física, pero a la orden de las autoridades del país", continuó la Diócesis de Estelí, que agradeció a todos los feligreses "su preocupación y su cariño por todos los sacerdotes, al tiempo que les rogamos acompañar este proceso con sus oraciones y en calma".

Rodríguez pertenece a la parroquia Divina Providencia del municipio de Jalapa, en el departamento de Nueva Segovia, y Guevara es sacerdote de la catedral de Estelí.

Ambas parroquias pertenecen a la Diócesis de Estelí, a cargo del obispo Rolando José Álvarez Lagos, condenado a más de 26 años de prisión por delitos considerados "traición a la patria".

En su declaración, la Diócesis de Estelí dijo que "se preocupa por los fieles que se verán impedidos de su vivencia sacramental en las parroquias afectadas mientras dura este proceso y se compromete a asistirlos en la medida que nuestras fuerzas lo permitan".

"Redoblamos nuestra oración y reafirmamos nuestra confianza en el Señor que no desampara a sus hijos", concluyó.
Las relaciones del Gobierno de Daniel Ortega y la Iglesia católica viven ahora momentos de gran tensión, marcadas por la expulsión y encarcelamiento de sacerdotes, o la prohibición de actividades religiosas.

El Papa Francisco tildó de "dictadura grosera" al gobierno sandinista en una entrevista con Infobae, señalando "un desequilibrio de la persona que dirige" el país centroamericano.

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones generales del 7 de noviembre de 2021, en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión o en el exilio.

Fuente: EFE