Miércoles 26.06.2019

Derivación del debate sobre el aborto

Lanzan una campaña contra la reforma a la ley de educación sexual

Una ONG redactó una carta para que los padres la envíen a su colegio en la que piden que se respeten sus convicciones y el ideario de la escuela, entre ellas sobre métodos anticonceptivos y género. En Diputados avanzan cambios que vulneran la autonomía.
Comparte

En los seis meses que duró el debate del aborto en el Congreso, todas las voces parecieron acordar en la necesidad de la educación sexual. Desde 2006 ya existe una ley de Educación Sexual Integral en Argentina, que no se cumple como debería y que también genera cuestionamientos de varios sectores de la sociedad.

Para que se ponga en práctica en todo el país y tras el supuesto consenso social para que ocurra, este martes hubo un plenario de comisiones de Diputados que se reunió para informar sobre supuestas reformas a la ley y terminó en un dictamen para pedir que sea de orden público, obligatoria, en todo el país, en escuelas públicas y privadas, laicas y religiosas. 

Tras considerar que las modificaciones introducidas avasallan la libertad de los padres de educar a sus hijos y de colegios privados de enseñar según su ideario, la Red Federal de Familias lanzó la campaña "No autorizo". Y elaboraron una "carta modelo" para que los padres envíen a las autoridades de los colegios donde estudian sus hijos para prohibirles tener la ESI diseñada desde la perspectiva de género.

"Entendemos que la formación moral de nuestra familia y la educación que pretendemos para nuestros hijos, no puede ser contradicha con contenidos informativos de cuya elaboración no participamos. En nuestra familia rigen principios rectores tales como: la vida humana es sagrada en todo su desarrollo y la misma comienza con la fecundación; el SIDA y las enfermedades de transmisión sexual tienen habitualmente su origen en la conducta promiscua; y la sexualidad debe ejercerse de manera natural, abierta a la vida y dentro de la familia fundada en el matrimonio; admitiendo solamente los métodos naturales para regular la natalidad, por no resultar dañinos para la salud, y solamente en circunstancias que así lo justifiquen", dice parte de la carta. 

Otra misiva elaborada con el mismo fin manifiesta la "total oposición a que se entregue o imparta al estudiante toda información, material, actividad, etc. referida a la sexualidad que atente contra nuestros valores, tradiciones y convicciones, por tratarse de una intromisión del Estado en las potestades privativas de los progenitores respecto a la educación y orientación sexual de nuestros hijos menores".

Además, los progenitores argumentan que “por la ley nacional 26.206, la familia ha sido reconocida como agente natural y primario de la educación”. Apelan a la Constitución “que establece la laicidad en la educación pública” y entienden que “ello se hace extensivo por analogía a la educación libre de ideologías de todo tipo: políticas, ideología de género o marxismo cultural”.

Clarín se contactó con la Red Federal de Familias y esto respondieron.

-¿Se oponen a la ESI?

-No nos oponemos a una verdadera educación que incluya aspectos relacionados con la sexualidad, pero ello enmarcado en principios, virtudes y valores. A lo que nos oponemos es a la temprana y sistemática erotización de los niños, cosa que los confunde y corrompe.

-¿Por qué lanzaron esta campaña "No autorizo?

-El motivo de la campaña es la reivindicación del derecho-deber de los padres a educar a sus hijos, que es originario, natural y primario, que se encuentra reconocido en normas de jerarquía constitucional y que es anterior al Estado, cuya función en la materia es puramente subsidiaria.

-El nuevo Código Civil habla de responsabilidad parental porque ya no existe la patria potestad, los hijos son sujetos de derechos y los padres no pueden impedirlo. ¿Por qué buscan impedir a los niños acceder a un derecho?

-Los hijos siempre fueron sujetos de derecho, eso no es nuevo, también lo eran en el instituto de la patria potestad sustituido por el de la responsabilidad parental, y cuyo contenido es básicamente el mismo. Por lo demás, no se trata de impedir que los niños accedan a un derecho, por el contrario, de lo que se trata es de que no sean violentados en su inocencia o tratados de una manera que no se corresponde con su etapa madurativa.
 

“Es una iniciativa de legisladores”


Desde el Ministerio de Educación, aseguraron que “es una iniciativa de legisladores” el intento de reforma de la Ley de ESI. Así, la cartera de Alejandro Finocchiaro busca despegarse del proyecto. “Para nosotros se trata de un problema de implementación de la ley, no de reformarla”, agregaron. Reciéntemente el Consejo Federal de Educación sacó una resolución que habilitó un espacio curricular para la introducción de la educación sexual en las escuelas. “Los legisladores que impulsan este proyecto no nos pidieron una opinión”, dijeron.

Fuente: VR / Clarín