¡Por el tiempo!

El significado del capítulo 103 del Corán.
Comparte

Hace unos días estuve en Berlín, en la Universidad de Potsdam, en una conferencia internacional titulada: “Los musulmanes entre la tradición y la modernidad; el movimiento de Gülen como puente entre las culturas” con la participación de muchos académicos célebres. La apertura de la jornada fue realizada por la ex presidente del parlamento, Prof. Dra. Rita Süssmuth. Entre todos me encantó la exposición de un religioso católico que ha aportado y sigue aportando mucho al diálogo, el Prof. Dr. Thomas Michel. Analizó el valor del motor interno del movimiento: “El concepto de IJLAS (hacer todos los actos sinceramente por y para Dios) en la enseñanza de Fethullah Gülen”. Un valor que se ha perdido mucho en la actualidad y que revitaliza nuestra “vida” como el sol en la nieve, la lluvia en el desierto, el espíritu para el cuerpo. Además de enriquecerme escuchando, también di unas charlas y conferencias cálidas en di ferentes par tes de Frankfurt y Hessen.
Me inspiró tanto el capítulo 103 del Corán que quise compartir con ustedes por lo menos la traducción del significado del mismo. ¡Por el tiempo! En verdad, el hombre  camina hacia su perdición, excepto quienes crean, obren bien, se recomienden mutuamente la verdad y se recomienden mutuamente la paciencia. Uno de los capítulos más cortos del libro sagrado de los musulmanes que brinda remedios para nuestra decadencia. El gran teólogo islámico Ash-Shafii dijo: “Si no hubiese revelado el Corán, este capítulo bastaría para los creyentes”.