OPINION - AUTOR: Pbro. Juan Torrela

Premiar en la vida

Comparte

En muchas de las ediciones de los premios Juntos Educar se generaron climas intensos, de admiración y cordialidad, de reconocimiento y gratitud. Una de ellas, cuando Badía recibió esa distinción. Era un maestro en lo suyo. Fue muy grato escuchar últimamente tantos comentarios elogiosos sobre su persona y su trayectoria. Desde los medios y con su personal estilo comunicativo, contribuyó a divulgar las creaciones de tantos grupos que recién se iniciaban y en los que descubría un aporte de calidad a la música popular. La Iglesia durante siglos reunió y acompañó a tantos artistas y animó múltiples expresiones culturales. Juan Alberto, con su tono paternal, fue capaz de generar encuentros, sembrar el aprecio por la belleza, contribuir a cultivar el gusto por la música, mostrando un tono afable y a la vez serio y abierto a los sueños. Construyó puentes muy fecundos. Eso es educar.