ante variantes que mutan

Sacerdote habla del "impacto social de la decisión de vacunarse"

El dominico colombiano Fray Nelson explicó tres motivos por los que vacunarse o no tiene trascendencia. Llamó a "buscar un balance entre el respeto a la conciencia individual y el hecho científico del impacto inevitable" en el entramado social.
Comparte

El sacerdote colombiano Nelson Medina, conocido en redes sociales como Fray Nelson, advirtió recientemente que la decisión de recibir o no la vacuna contra COVID-19 “no es algo puramente individual” sino que “tendrá inevitablemente” un impacto en la sociedad.

En un texto difundido en sus redes sociales, el dominico doctor en Teología Fundamental señaló que “con todo el respeto para todos: la decisión de vacunarse o no, es personal pero también trasciende el ámbito de la persona individual”.

Fray Nelson presentó luego “tres motivos principales” que explican el impacto de la decisión de vacunarse o no.

El primero, dijo, es que “ninguna vacuna puede garantizar una inmunidad total, perfecta e irreversible. Cuanto mayor es la circulación del virus, mayor es la posibilidad de que los vacunados resulten afectados, de modo leve o incluso grave, por una carga viral que rompa sus defensas”.

El segundo motivo, continuó, es que “los virus mutan y desarrollan nuevas cepas. El espacio de mutación -y potencialmente de mayor capacidad de contagio y/o letalidad del virus- crece en proporción de la población no vacunada”.

“Las variantes al final nos afectan a todos”, subrayó.

Fray Nelson expuso como el tercer motivo del impacto de la decisión de vacunarse o no que “muchos vacunados tienen hijos pequeños que, por las condiciones actuales y el nivel de conocimiento científico, no serán vacunados en el futuro próximo”.

“También ellos y sus familias serán afectados si hay una mayor carga viral en el ambiente”, dijo.

“En conclusión: debemos todos buscar un balance de entre el respeto a los derechos de la conciencia individual y el hecho científico del impacto que la decisión personal tendrá inevitablemente en el conjunto de la sociedad”, expresó.

El sacerdote dominico señaló que “ello conduce a la protección de los espacios de mayor acercamiento interpersonal, verificando que quienes accedan estén vacunados o que, según pruebas recientes, no supongan un riesgo de contagio inmediato para otros”.

“Dios ilumine y bendiga a todos”, finalizó.

Fuente: ACI