Miércoles 24.07.2024

Una devoción mariana, no bien vista

Salta: Nuevo cruce entre la Iglesia y "servidores" de la Virgen del Cerro

Un grupo de personas que colaboran con el "santuario" salió en defensa de la vidente. En una solicitada dijeron estar cansadas de "injurias y calumnias". El vocero del arzobispado advierte que el conflicto dejó de ser devocional y encierra "un negociado".
Comparte

La iglesia en Salta y los llamados ‘servidores de la Virgen del Cerro’ volvieron a cruzarse luego de que este grupo publicó una solicitada donde defendieron a María Livia, la mujer que dice haber presenciado una aparición mariana, a su esposo y al santuario a la advocación no reconocida por el Vaticano, cansados de “injurias y calumnias”.

La solicitada fue publicada en diario "El Tribuno" en el que unos 280 servidores de los 700 que afirman ser, salen en defensa de Livia, de su esposo Carlos Obeid y del santuario, arremetiendo contra “comentarios, injurias, calumnias, mentiras, y todo tipo de ataques y ofensas hacia la Obra de la Santísima Virgen” desde el arzobispado de Salta, haciendo mención igualmente a la polémica entre ambas partes por el Convento San Bernardo.

En respuesta a esta publicación el sacerdote Oscar Ossola, vocero del Arzobispado de Salta, dialogó con FM Aries para responder los dichos vertidos en este escrito, diciendo primeramente que “más que una solicitada, es un anónimo”, como también que “la gente del sentido común, la feligresía, pide basta, que ya dejen el tema y que acaben de una buena vez… pero tenemos que seguir aclarando”.

El vocero arzobispal agregó que mucha gente “ya viene advirtiendo de la gravedad de este fenómeno, que supera una cuestión devocional sino que encierra detrás un negociado, un negocio a todas luces, tanta gente de sentido común ya lo está advirtiendo tristemente”.

Dejando de lado al peregrino, de quien “no está en juego quien viene a rezar”, el padre Ossola apuntó a estos servidores que se nuclean en los nombres de Sacratísimo Corazón Eucarístico de Jesús, y de Inmaculada Madre del Divino Corazón.

“Ni el Sagrado Corazón de Jesús ni el de María necesitan defensa de nadie, menos de estas personas que ponen a ambas devociones a la altura de la autopercibida vidente, no tienen límites, es una fantasía”, declaró.

“Cuando dicen ‘que Dios tenga compasión…’, ¿entonces ellos ya son los dueños de la compasión de Dios, de la verdad?”

Fuente: Agencias