a 15 años del film de mel gibson

Siete tribulaciones de Jim Caviezel al interpretar a Cristo en "La Pasión"

El actor puso todo de sí para representar del modo más fiel y "visceral" a Jesús en sus horas terribles. Desde cinco semanas de crucifixión hasta ocho horas diarias y dolorosas de maquillaje, algunos de los desafíos que cuenta.
Comparte

Jim Caviezel es, tal vez, la estrella de Hollywood más sincera respecto a su fe católica. Cuando él defiende su postura provida o comparte su amor y devoción por la Virgen María, notamos algo fascinante en ese hombre de voz suave.

Ahora, 15 años después de la película «La Pasión de Cristo», de Mel Gibson, pensamos en dar una mirada a algunas de las dificultades físicas y de orden práctico que Caviezel enfrentó para tener la certeza de que su retrato de Jesús fue lo más fiel posible.

Aquí, siete datos fascinantes que Caviezel reveló sobre la película, especialmente durante una entrevista a Scott Ross para la CBN.

1. El rechazo en Hollywood

El director Mel Gibson advirtió a Caviezel que, al representar a Jesucristo, él podría ser marginado en Hollywood. Caviezel, entonces, respondió: "Mel, esto es lo que creo. Todos nosotros tenemos una cruz que cargar. Yo tengo que cargar mi propia cruz. Si nosotros no cargamos nuestras cruces, quedaremos aplastados por su peso. Así que vamos adelante". Más tarde, el actor reveló que se sintió rechazado por otros artistas y directores de Hollywood por haber aceptado el papel.

2. Entusiasmo y miedo

A los 33 años y con las iniciales de su nombre iguales a las de Jesús, hacer el papel de Cristo parecía perfecto. Sin embargo, el actor compartió que "él estaba medio entusiasmado y medio aterrorizado". 

3. Dolorosas sesiones de maquillaje

Para quedar parecido a la figura de Cristo, el actor pasaba ocho horas interminables de maquillaje al día cada día de filmación, lo que le causó hipotermia y un hombro dislocado. La respuesta simple de Caviezel fue: "Eso me forzaba a rezar". 

4. Indiferencia

Estar en lo alto de una cruz de madera, mientras otros profesionales estaban ocupados con sus tareas en el set de filmación - o solo charlando - era difícil para Caviezel. Era algo semejante a la indiferencia que Jesús experimentó, pues la cruz representa algo realmente especial para el actor. Sin embargo, como Caviezel señala, Cristo fue capaz de perdonar a aquellos que eran indiferentes a su situación.

5. Responsabilidad

Representar a Jesucristo era una misión para Caviezel. El actor quería que los espectadores vieran a Jesús a través de él: "Esto era lo que más quería, que las personas tuvieran un efecto visceral para finalmente decidir si deberían seguirlo o no".

6. Más de 5 semanas de crucifixión

Caviezel estuvo en la cruz durante horas seguidas y temió por su vida, mientras se balanceaba con los fuertes vientos. El actor tuvo que soportar todo eso durante más de cinco semanas de filmación.

7. Golpeado por un rayo

Como si las escenas de la crucifixión no fueran suficientes, Caviezel también fue golpeado por un rayo mientras filmaba la escena del Sermón de la Montaña. El actor quedó "iluminado como un árbol de Navidad", pero sobrevivió milagrosamente para contar la historia.


Fuente: Aleteia