Viernes 19.04.2024

JUDIOS

Subastan el Códex Sasson, un tesoro histórico

Por: Norma Kraselnik

La biblia hebrea más antigua, valuada entre 20 y 50 millones de dólares, se subastará en Nueva York .
Comparte

Hacia mediados de mayo, la casa Sotheby’s subastará en la ciudad de Nueva York, la Biblia hebrea completa más antigua que se conoce: el Códex Sasson. Se trata de un manuscrito hebreo que contiene los 24 libros que conforman el texto canonizado, los libros de la Torá o Pentateuco, los Neviim o profetas y los Ketuvim, los escritos o Hagiógrafos. Este manuscrito además, cuenta con una serie de notas sobre el texto y a sus costados de los eruditos medievales denominados Masoretas. Estas notas tienen por objeto garantizar la precisión del texto, su estandarización y su correcta transmisión, ya que los manuscritos que circulaban, realizados en distintos lugares y por múltiples escribas a través de los siglos, contenían pequeñas diferencias, mutaciones, enroques de palabras y aún errores que suplieron con estas notas. También indican la manera del recitado de los versículos bíblicos. Y entre otras cosas, en sus observaciones señalan la correcta vocalización, ya que el hebreo es una lengua escrita casi exclusivamente con consonantes.

El códice Sasson data del siglo IX o principios del siglo X. Comprobado también con la dotación de radiocarbono y por su estilo, posiblemente fue redactado por un escriba judío de Eqipto o del Oriente Próximo. Estuvo desaparecido durante más de 500 años, luego de la destrucción de la Sinagoga de Makisin en Siria. En el año 1929 fue adquirido por el filántropo David Salomón Sasson (1880-1942) un coleccionista de manuscritos judaicos. Nieto del gran líder judío de Bagdad que vivió durante el siglo XIX, David Salomón desarrolló su vida en tareas comerciales, asentándose en Inglaterra. Sasson fue un gran viajero. Su único objetivo en las travesías tenía la intención de recopilar libros y manuscritos hebreos, que luego catalogó creciendo a más de 1200 volúmenes, los que incluyen decenas de textos incunables. Éstos últimos (incunables: de la cuna) son escritos que datan del siglo XV, época en la que comenzó a funcionar la imprenta, período en donde la industria tipográfica todavía no se había perfeccionado. Volviendo a nuestro Códex, si bien existen textos bíblicos más antiguos que este, como los rollos de Qumran -los famosos escritos encontrados en 11 cuevas a orillas del Mar Muerto a partir del año 1947- estos son fragmentos o libros unitarios de la Biblia como el de Isaías que se exhibe en el Museo de Jerusalén. Los códex o códices, manuscritos previos a la aparición de la imprenta ya tomaron el formato del libro tal como lo conocemos en nuestros días, abandonando el antiguo formato del rollo o pergamino. Los más antiguos que se conocían hasta ahora son el códice de Aleppo y el códice de Leningrado, cuyos orígenes también datan del siglo X, pero se encuentran incompletos. Gran parte del códice de Aleppo -casi un tercio de la totalidad- se quemó en la sinagoga de esa ciudad (Alepo-Siria) durante 1947. El códice Sasson, la Biblia hebrea más antigua del mundo será la protagonista de una subasta y podría ser adquirida, según una estimación, por 30 a 50 millones de dólares, convirtiéndose así en el documento histórico más valioso vendido en una subasta.