Domingo 21.07.2024

LA NUEVA INICIATIVA DE SCHOLAS OCCURRENTES

Una universidad global para la búsqueda del sentido de la vida

En la “Universidad del Sentido” académicos escuchan los problemas de los jóvenes y proponen soluciones.
Comparte

En el marco del Diálogo Digital “Las juventudes y la sociedad del post COVID”, evento que convocó a personalidades internacionales y jóvenes de la región iberoamericana el pasado 15 de julio, Scholas presentó el programa de la Universidad del Sentido. Valores Religiosos conversó con José María del Corral, director mundial de Scholas sobre esta iniciativa impulsada por el Papa Francisco que considera a los jóvenes protagonistas de las soluciones a los problemas que enfrenta hoy el mundo.

-¿Qué es la Universidad del Sentido?

-Es una institución educativa nueva que busca recuperar el origen de la universidad, donde no se trata de enseñar cosas sino aprender juntos a vivir. En la historia, la universidad como entidad universal fue creada por los propios alumnos que buscaban maestros para aprender a vivir. Así nace, entre otras, la universidad de Bolonia, en Italia.

-¿Cuál es el rol de los jóvenes?

-Ellos son sus creadores. No es que participan dentro de sus consejos como suele suceder en las universidades actuales, sino que nace de la historia y la misión de Scholas y de sus orígenes en Buenos Aires con el Papa, cuando era el padre Jorge Bergoglio, con esos chicos de distintas culturas y religiones que promueven una educación que genere sentido. Es fruto de su acompañamiento, pero no como algo planeado o pensado sino de lo que él mismo vio. Surgió de su propia experiencia y, como él mismo dice, va al revés de la corriente actual porque no es un emprendimiento económico. La búsqueda de sentido que manifiestan los jóvenes va más allá de la cultura, la coyuntura y los problemas locales. Nuestros jóvenes de Japón, de Mozambique, de Israel o Dubai, entre otros, comparten la misma búsqueda y necesidad: un sentido en sus vidas, más allá de lo que estudien o en qué trabajen, porque lo que les ofrecen esos estudios no les alcanza para colmar la frustración existencial que tienen. Por eso el Papa, con mucha sabiduría y en medio de semejante crisis, que para él es apertura y oportunidad, celebra esta nueva universidad. Nueva no solo por lo que busca enseñar, que es la propia vida, sino también en sus formas.

-¿Cómo se implementa?

-Por un lado a través de acuerdos con las universidades del mundo que ya existen. Para eso Scholas está en contacto con 140 universidades públicas y privadas de los 5 continentes y estos días el Papa ya se puso en contacto con sus autoridades. Ellas formarán una red y a su vez muchas serán micro sedes de la Universidad del Sentido. Este es un concepto innovador que permite el viejo anhelo de Scholas que es construir un aula sin paredes, donde van a compartir estudiantes y egresados de esta red con chicos fuera del sistema, que no trabajan ni estudian. Los problemas que surgen de los jóvenes son compartidos entre ellos y con sus docentes y se transforman en objeto de investigación. Esto es lo distintivo, se va a desarrollar la investigación científica. El ejemplo es la Universidad Hebrea de Jerusalén que junto con Scholas ya comenzó esta investigación con los profesores de Israel y los jóvenes de la Villa 31 de Buenos Aires.

-¿Cuál es la próxima reunión y qué temas van a tratar?

El próximo viernes 14, a las 11, va a haber un encuentro de jóvenes con Roberto Espósito, filósofo italiano que habla de la problemática del sentido en la cultura actual y que va a continuar lo que dejó presentado el viernes anterior Massimo Recalcati, un psicoanalista y escritor italiano que también habló del deseo y el sentido. Estas reuniones se hacen por Zoom y streaming porque son multitudinarias. En la reunión pasada hubo 2600 jóvenes de Latinoamérica, Japón, Europa, que después se reúnen a compartir la escucha. Los jóvenes de Mozambique y Haití que son muy pobres, se gastan sus datos o van a congregaciones religiosas a escuchar las charlas porque no tienen ni siquiera señal de internet. Todos tienen necesidades que no los llenan, es por eso que tantos chicos cambian de trabajo o de estudios, distracciones, drogas, suicidios. Es una sed que el mundo universitario no colma agregando materias.

Las clases son gratuitas y para inscribirse deben ingresar a: www.scholas.org