El papa lo sugirió varias veces ante la crisis

Vaticano apoya 'sabia decisión' de Biden de liberar patentes de vacuna

El presidente de la Pontificia Academia para la Vida respaldó la moción de EEUU de eliminar la propiedad del suero anticovid por razones de "justicia y porque el virus no conoce de derecho ni fronteras". Se suman Rusia, Italia y Francia, pero no Alemania
Comparte

El Vaticano respaldó el jueves la "sabia decisión" del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de apoyar el pedido global para la la liberación de las patentes de vacunas contra el coronavirus al que se había sumado también el Papa Francisco.

"Me parece muy sabia la decisión de Biden. Es importante en este tiempo una visión planetaria más que individual", planteó en declaraciones a Télam el presidente de la Pontificia Academia para la Vida, monseñor Vincenzo Paglia.

Para Paglia, el apoyo expresado en las últimas horas por el Gobierno de Estados Unidos "no solo es una razón de justicia, también de sabio interés, en el sentido de que el virus no conoce ni el derecho ni las fronteras".

Estados Unidos anunció el miércoles su apoyo a la liberación de las patentes de las vacunas contra el coronavirus, una posición que hasta ahora tanto ese país como las potencias europeas y varios de sus aliados más cercanos vetaban pese a la creciente escasez de dosis en casi todo el planeta y la profundización de la pandemia, mientras países como India y Sudáfrica lo pedían.

"Se trata de una crisis sanitaria mundial y las circunstancias extraordinarias de la pandemia de Covid-19 exigen medidas extraordinarias", aseguró la representante estadounidense ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), Katherine Tai.

En ese marco, Paglia destacó que "el Papa Francisco repitió varias veces un pedido de una producción de vacunas lo mas grande posible, y una distribución a todos".

"Soy favorable a que en esta ocasión, para un determinado período, en espera de que la vacuna sea distribuida a todos, y para permitirlo, se avance en la suspensión de las patentes", agregó el monseñor italiano desde Roma.

"También porque el bien común en este caso es una razón suficiente para poder suspender los justos derechos de cada investigador", finalizó.

Más países apoyan la iniciativa

Francia y Rusia se sumaron el jueves a Estados Unidos y apoyaron una exención de las patentes de las vacunas contra el coronavirus para ayudar a países de menores recursos a conseguir más dosis y acelerar la inmunización en medio de un agravamiento de la pandemia, pero el rechazo de Alemania puso en duda la viabilidad de esta iniciativa.  

"Estoy completamente a favor de la liberación de la propiedad intelectual", dijo el presidente francés, Emmanuel Macron, en París.

Sin embargo, poco después, desde Berlín, el vocero de la canciller Angela Merkel le bajó el pulgar a la sugerencia.

"Tiene importantes implicaciones para la producción de vacunas como un todo", afirmó Steffen Seibert y añadió que "la protección de la propiedad intelectual es una fuente de innovación y debe seguir así en el futuro".

En Moscú, en tanto, el presidente ruso, Vladimir Putin, también dio su espaldarazo a la idea.

"Por supuesto, Rusia apoyaría una idea así", dijo Putin.

Desde Italia, el primer ministro Mario Draghi se sumó al respaldo. "Las vacunas son un bien común mundial. Incrementar su producción, garantizar su seguridad y derribar los obstáculos que limitan las campañas de vacunación es una prioridad", dijo.

Macron, sin embargo, también expresó sus dudas -así como hicieron las grandes compañías farmacéuticas- de que la idea sea la panacea.

El mandatario francés destacó que, incluso con una exención de las patentes, las compañías productoras de medicamentos de países como los de África no están equipadas como para hacer vacunas contra la Covid-19, así que por ahora se debería priorizar las donaciones.

Otro escollo más importante es el hecho del consenso que requieren todas las decisiones de la OMC, que pueden ser bloqueadas por cualquiera de los 164 Estados miembro del organismo de comercio de la ONU, con sede en Ginebra.

La presidenta de la Comisión Europea (CE), el Ejecutivo de la UE, dijo que el bloque de 27 países, que mañana arranca una cumbre de dos días en Porto, Portugal, estaba listo para discutir la propuesta de Estados Unidos, pero no llegó a respaldarla expresamente.


Fuente: agencias